Vie. 15. Nov 2019, Santa Fe - Argentina
Mundo

HUAWEI Y DONALD TRUMP

HUAWEI Y DONALD TRUMP

El retroceso de EEUU...

MILANO-ITALIA  (PrensaMare)  EEUU “levantó” el veto a Huawei, en el marco de la cumbre del G-20 en Osaka (Japón). Al parecer el mensaje de Donald Trump era el de poner fin a la llamada ‘guerra comercial’ con China.

Pero días más tarde, el mundo se enteró que la Casa Blanca informaba que Huawei seguirá sin poder comercializar la tecnología 5G, en EEUU. Le permitirán vender pequeños componentes a empresas estadounidenses, pero no más.

El enfrentamiento entre ambas potencias pasa por el control del 5G. Justo donde el liderazgo chino es claro: Huawei ha conseguido situarse a la cabeza de su desarrollo.

Ocurre que el primer país que introduzca un modelo 5G viable dictará los estándares de la tecnología y exportará la infraestructura para su implementación. Es mucho lo que está en juego en el mundo.

Se lucha por la superiodad tecnológica. Washington quiere impedir de todas formas el progreso de China. A su vez los chinos continúan con sus programas de desarrollo para reducir su dependencia tecnológica de EEUU. Lo increíble es que EEUU hace todas las maniobras de impedimento en nombre de la… libertad de mercado (¿?).

Los últimos cambios tecnológicos a los que asiste el mundo ha puesto a los fabricantes chinos a la cabeza del sector tecnológico, ofreciendo en todo el mundo aparatos de altas prestaciones a precios populares.

En el 2012, la china Xiaomi, lanzó su primer terminal, imponiendo su objetivo de… democratizar la tecnología. Sorprendió con bajísimos precios, que sacudieron el mercado mundial.

Para entender un poco más los valores y las luchas, Apple lidera la lista de fabricantes que más gana, con 155 dólares de beneficio por cada unidad.

Samsung gana 31 dólares. Huawei: 15 dólares; Oppo, 14 dólares; Vivo, 13 dólares; mientras que Xiaomi es el último, con solo… 2 dólares de ganancia por terminal.

En esta sensacional pelea comercial, cada firma buscó lanzar nuevas ganas, pero también marcas independientes. Honor (de Huawei); Nubia (de ZTE); Zuk (de Lenovo); Poco (de Xiaomi); y Realme (de Oppo).

Los avances tecnológicos fueron acompañados de campañas publicitarias para convencer en su propio país de las bondades de sus productos. Así, las firmas chinas se fueron expandiendo gemétricamente en sus ventas dentro del propio mercado chino.

Esta política se nota particularmente en las nuevas clases medias chinas, que antes buscaban el último y nuevo del iPhone, y en los últimos años se volcaron decididamente sobre los smartphones chinos.

Ese éxito hizo que los chinos no dudaran en lanzarse a la conquista del mundo, con más presencias, más ofertas y más campañas publicitarias. Hoy el mundo ha comprendido que los chinos… pueden hacer cosas de calidad.

En este sentido no se habla de un “producto chino”, generalizando su procedencia como años atrás, sino que se menciona a la marca china. No se sospecha –en este rubro- de “baratija” barata y de dudusa calidad.

Datos? Claro que existen y son contundentes. Las firmas chinas vieron crecer su valor en una década en más del 100%; elevándose su presencia en el comercio electrónico y los juegos móviles. Tanto que 9 de las 10 marcas más poderosas en el extranjero se engloban en este sector. Las 10 empresas chinas con mayor respaldo global en 2019 son: Huawei, Lenovo, Alibaba, Xiaomi, ByteDance, Hisense, Haier, Air China, OnePlus y Anker.

Nombres que en el 2019 cualquier consumidor de teléfonos identifica como chinos.