Dom. 15. Dic 2019, Santa Fe - Argentina
Mundo

MENSAJE RUSO AL MUNDO

MENSAJE RUSO AL MUNDO

Para que EEUU tome nota...

SANTA FE-ARGENTINA  (PrensaMare)  Cuando más arrecia la ofensiva de Donald Trump y el Pentágono contra Cuba, Rusia envía un claro mensaje a ellos y al mundo.

Ocurre que ha visita Cuba de manera oficial el premier ruso, Dmitri Medvedev, declarando que su país apuntalará la economía del país caribeño, ante el recrudecimiento de sanciones de EEUU.

Esta visita es de vital importancia en momentos en que Washington extiende su agresividad sobre Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia.

El ministro cubano de Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca Díaz declaró que la llegada de Medvedev “contribuirá al fortalecimiento de las relaciones bilaterales, especialmente en el ámbito económico”.

“No estamos solos”, remarcó en alusión a la ayuda de 100 millones de dólares de China a Cuba, cuando crecen las restricciones de Estados Unidos que han afectados diversos ámbitos de la economía cubana, en particular su acceso al petróleo. No debe olvidarse que en septiembre, Washington anunció que sancionará a los buques que transportan petróleo desde Venezuela, el principal proveedor de crudo de Cuba.

Esra agresividad ha sido respondida diplomáticamente entre Cuba y Rusia, dándole un impulso a su relación bilateral para restablecer la estrecha cooperación que mantenían antes de la desaparición de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en 1991.

Rusia es uno de los 10 primeros socios comerciales de Cuba y define su asociación con el país caribeño como “estratégica”. El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, ha advertido en reiteradas ocasiones que el objetivo estadounidense es el de asfixiar la economía de la isla. Pero también ha ratificado que no alcanzará su objetivo.

Desde 1960, los sucesivos gobiernos de Washington han impuesto múltiples bloqueos y sanciones contra Cuba que han impedido a la isla desarrollar su potencial social y económico.

Esta situación se ha visto agravada con el arribo de Donald Trump a la Casa Blanca en 2017, pese a las moderaciones realizadas en 2015 por su antecesor Barack Obama.