Jue. 12. Dic 2019, Santa Fe - Argentina
Notas

LA PELEA EUROPEA POR CONDUCIR EL FMI

LA PELEA EUROPEA POR CONDUCIR EL FMI

Idas y vueltas...

MILANO-ITALIA  (PrensaMare)  Europa no escapa a las directivas del FMI. Sin embargo, los principales países (o más poderosos) pretendían colocar a una figura de su confianza al frente del organismo.

Finalmente la economista nacida en Bulgaria, Kristalina Georgieva (66 años), ha sido electa para ser la segunda mujer de la historia en asumir el mando del Fondo Monetario Internacional.

Los ministros de Finanzas de la UE finalizaron el viernes 2 de agosto una disputa elección que se extendió por más de 12 horas. Fueron discusiones telefónicas y dos votaciones por correo electrónico, con 5 candidatos propuestos.

Georgieva es la actual consejera delegada del Banco Mundial y superó en última instancia al holandés Jeroen Dijsselbloem. Ella resulta respaldada por el 57% de los Estados que representan el 56% de la población. Una mayoría muy estrecha, y donde además, ella supera la edad límite permitida para dirigir el FMI.

Una situación incómoda, que obligará a cambiar los estatutos del organismo (para lo cual se necesitará del apoyo de otros países).

Europa tendrá ahora que demostrar un frente unido. Si no llegara a lograrse el objetivo de cambiar el estatuto, de seguro que Dijsselbloem será quien resulte el electo por Europa.

Resultó evidente que Europa mostr´divisiones internas y falta de consenso entre los países de la UE. Ante un divisionismo que exponía a la UE a mostrar debilidad ante el mundo, y el riesgo de perder la jefatura del organismo, prefirieron cerrar rápidamente la elección.

Fue una disputa dura, donde resultó llamativa la posición española jugando a favor de Dijsselbloem. Con lo cual Madrid terminó no coincidiendo (traicionando?) a sus vecinos del sur continental.

De esta forma, la candidata europea será Georgieva, y todo indica que dicho continente seguirá al frente del FMI, como lo hace en sus 75 años de historia. Nada es casual y se trata de un acuerdo al máximo nivel, donde los estadounidenses se reservan –a su vez-, conducir el Banco Mundial.

Se sabe que existen otras posturas que quieren romper ese pacto no escrito (pero existente), como India y México, que ‘trabajan’ por llegar a la presidencia.

Los candidatos europeos iniciales fueron, además de la búlgara y el holandés, Mario Centeno, Natalia Calviño, y Olli Rehn. Pero en la jornada final se redujeron a 4, al retirarse el portugués Centeno.

Fue allí que muchos pensaron que la española Calviño tenía posibilidades, pues era la representante del sur europeo. Pero rápidamente el gobierno de España comunicó que ‘la bajaba’…

De esta forma se debilitó totalmente la idea de políticas menos duras, más flexibles, menos ajustadoras, y hasta expansionistas. Fue así que se fortaleción la posición del norte europeo que reclama auteridad.

De esta forma, se posicionaron el socialdemócrata Dijsselbloem y la popular Georgieva. Y así sucedió, pues el político finlandés Olli Rehn anunció su retiro.

Así, solo quedaron dos. Dijsselbloem con el respaldo de Alemania; y Georgieva con el de Francia. El primero un duro que reclama duras políticas de austeridad y que no se ha llevado bien con el sur europeo. La segunda (con el problema del límite de edad), más flexible, pero proveniente de un país de fuera de la zona euro.

Se comenzó a votar y hubo abstención del Reino Unido. Y ninguno de los candidatos logró la mayoría cualificada (sobrepasar el 55% de Estados miembros a favor —un mínimo de 16 de los 28— que representen al menos el 65% de la población).

Igualmente, la ventaja lograda por Georgieva se consideró suficiente para proclamarla ganadora. Ahora habrá que ver si se produce lo que sucede desde siempre, y otra europea sucede a la francesa Christine Lagarde (próxima presidenta del Banco Central Europeo; ejerció por 8 años).

Los 75 años del organismo han contado con 11 jefes diferentes. Fueron 5 franceses, 2 suecos, 1 belga, 1 español, 1 holandés y 1 alemán.