Sab. 17. Ago 2019, Santa Fe - Argentina
Opinión

OTRO FRACASO DE TRUMP: AHORA EN INTELIGENCIA

OTRO FRACASO DE TRUMP: AHORA EN INTELIGENCIA

Una sumatoria de reveses...

MADRID-ESPAÑA  (PrensaMare) Todo el mundo sabe que el tema de Inteligencia es clave para cualquier presidente estadounidense. Sin embargo para Donald Trump, ello sería secundario.

Por lo menos es lo que se ha encargado de demostrar con su reciente accionar.

El mandatario debía designar un nuevo responsable en Inteligencia, y para ello impulsó al congresista John Ratcliffe. Pero como en tantas acciones donde apostó por un candidato, en esta oportunidad (nuevamente) recibió duras críticas al proponer a un hombre de su confianza, pero sin experiencia para el cargo. Y que –para peor-, exageró sobre sus méritos en su currículum (¡).

Tras sufrir otro rotundo fracaso, Trump escribió en Twitter. “Anunciaré mi designación para el director de la Inteligencia Nacional en breve”.

El jueves 1° de agosto, el presidente lo había confirmado a Ratcliffe en su carrera por la designación: “El congresista Ratcliffe es un hombre espectacular y estoy seguro de que lo hará muy bien”, dijo a los periodistas.

El cargo en cuestión es –nada más y nada menos- que el de Director de Seguridad Nacional. Un puesto creado tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. Se encarga de supervisar las 17 agencias de inteligencia civil y militar. El recientemente despedido (en dicho cargo) fue Dan Coats, que mantenía diferencias con Trump. El presidente se inclinó por Ratcliffe (53 años), por ser uno de los congresistas más leales.

Los ‘antecedentes’ en este delicadísimo tema, que posee Ratcliffe, ha sido el de estar 6 meses en el comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes…

Inclusive exageró intentando demostrar una experiencia en el campo de la lucha antiterrorista (durante su etapa en la fiscalía del distrito oriental de Texas), que no posee. Para el cargo, es el presidente quien propone, y debe ser aprobado por la Cámara alta. Sin embargo Ratcliffe no solo sumó rechazos de demócatas, sino de varios senadores republicanos.

Esta retirada de Ratcliffe demuestra la ligereza y tropeza del presidente a la hora de realizar designaciones. Este hombre ha quedado en el camino como a otros varios ya les sucedió. Los cuales fueron anunciados en sus momentos para diferentes puestos, y luego el mandatario los debió retirar.