Sab. 17. Abr 2021, Santa Fe - Argentina
De todo

QUÉ PASA ENTRE LOS RADICALES BONAERENSES…?

QUÉ PASA ENTRE LOS RADICALES BONAERENSES…?

LA PLATA-ARGENTINA  (PrensaMare)  La interna de la UCR (Unión Cívica Radical) en provincia de Buenos Aires, sigue caliente. Inclusive algunos consideran que podría terminar en la justicia electoral.

Hace 2 semanas los radicales votaron y creyeron que tras el cierre del horario de votación, y los comunicados partidarios, se había finalizado la disputa interna. Pero lejos de ello, los alrededor de cien mil radicales que votaron, dudan de todo.

Tanto es así que el juez federal platense (con competencia electoral provincial), Alejo Ramos Padilla, sostuvo que los resultados con los que la Junta Electoral partidaria proclamó como ganador al candidato Maximiliano Abad por 4600 votos… “no tienen validez definitiva”.

Tras enterarse de ello, el sector peridoso (del intendente de San Isidro, Gustavo Posse), “exige el conteo definitivo de los votos con la certificación original” de las actas de la elección. Porque –al parecer- tales actas no aparecen.

De este sector también forma parte Martín Lousteau. Ellos ‘han descubierto’ que el radicalismo debe dejar de ser “servil y sumiso al PRO".

Los encargados de certificar la elección, no han recibido las actas originales de los 30 distritos del interior provincial (¿?). La elección tuvo una participación del 18% de radicales.    

La mayoría de la Junta Electoral (3 de los 5 que responden al oficialismo), informaron que había ganado la fórmula Abad-Erica Reville por 60.185 votos contra 55.573 de Posse-Danya Tavella.

El sector ganador es un aliado del macrismo, y donde confluyen el ex presidente del comité provincial y ex vicegobernador Daniel Salvador; Ernesto Sanz; Alfredo Cornejo; Mario Negri y hasta el gobernador jujeño, Gerardo Morales, entre otros.

Tras conocerse esa información partidaria, los otros 2 integrantes de la Junta Electoral rechazaron esa afirmación, al considerar que ellos no habían visto una sola acta de escrutinio. De allí que este sector liderado por Posse, recurrió a la Justicia. El juez Ramos Padilla rechazó intervenir la Junta Electoral; pero a la vez dejó en claro que que solo existía un “comunicado oficial” (de la Junta) y no un acta de escrutinio provisorio.

Para Posse y sus seguidores (que en revisiones ya han “recuperado” más de 1.000 votos), sospechan que los datos y números de 30 pueblos del interior de la provincia están en discusión.

Lo sospechoso ha sido que en esas localidades no votó un promedio de 15 a 20% de los afiliados, sino que lo habría hecho más del 50% de radicales. Ello hizo generar sospechas.

Para los analistas, la elección se habría definido con una gran paridad, y la diferencia (a favor de uno u otro sector), no podría superar los 400 y 500 votos. De allí que Posse reclama ver las actas oficiales y revisarlas.