Lun. 11. Nov 2019, Santa Fe - Argentina
Europa

EL DIFÍCIL MOMENTO PARA ZIDANE

EL DIFÍCIL MOMENTO PARA ZIDANE

Su prestigio está en juego, como nunca...

MADRID-ESPAÑA  (PrensaMare)  El primer paso de Zinedine Zidane como entrenador por el Real fue exitoso. Regresó porque el club lo necesitaba, y su prestigio era suficiente como para aplacar las aguas merengues.

Sin embargo, el paso de los meses y los partidos están poniendo en riesgo ese prestigio. Esta etapa II del francés ya cumplió los 6 meses, dirigiendo 3 en la Liga, más lo correspondiente a las vacaciones, la pretemporada y el reinicio liguero. Y el equipo sigue sin aparecer.

El verano ha sido regular, pues perdió frente al Bayern Munich y el Atlético de Madrid; resultados que dejaron disconformes a los aficionados y particularmente a la prensa. Dos derrotas que generaron un rápido fastidio. Lo más doloroso fue el 7-3 ante los colchoneros que expusieron a un Real a la deriba. Y por cierto que han pasado semanas y nuevos partidos, y Zidane sigue sin hallar el equipo.

Si algo se le reconocía al entrenador era su capacidad para gestionar las situaciones difíciles. Resolvió siempre con la sabiduría que lo solía hacer cuando era futbolista; con total naturalidad. Y todos acostumbrados a ello.

En la etapa I, nunca se lo pudo observar desorientado o con máxima preocupación; transmitía serenidad. Mantenía el equipo casi sin cambios y realizaba cambios que le resultaban efectivos. Inclusive se recuerda que en su último tramo de dicho proceso exitoso, no dudó en ‘olvidarse’ de los jóvenes recién ingresados (Marcos Llorente, Theo, Ceballos…), y conduciendo al grupo duro de losmayores, volvió a ganar la Champions League.

Su único problema que no podía resolver era con Gareth Bale. Pero éste le regaló dos golazos en la final, y todos felices. Ese olvidarse del delantero (al que relegaba al banquillo de suplentes) que le costó una fortuna al club, le generó fricciones (con el jugador) y quejas (dirigenciales), que se taparon, con títulos.

Tras ese logro copero ante el Liverpool, el entrenador se marchó (se sabe que Bale exigió a la dirigencia ser titular, tras su doblete; y que Zidane se enteró de ello y dio el portazo). Fue toda una sorpresa general y para algunos una decisión anticipándose a que la dirigencia lo despidiera. Pero los meses pasaron, Zidane descansaba y el Real no levantó cabeza, por lo que nuevamente lo fueron a buscar. Una gran satisfacción para su ego…

Pero en esta etapa II aparece un entrenador que –al parecer- ha cambiado. Aquella mesura que se le halagaba estaría dando paso a una conducción diferente; y se nota.

Algún analista considera que le está pasando lo mismo que le sucedió como jugador. Era brillante y manejaba las situaciones. Pero cuando no pudo hacer ello, lleno de presión se sacó, y mostró “el otro” Zidane. El que agredió al italiano Materazzi.

Ahora, cuando la situación es extremadamente delicada, pareciera que vuelve a aparecer “el otro” Zidane.

El tema está en que nadie deja de reconocerle que ganar 3 Champions consecutivas no es cualquier cosa; pero eso ya es recuerdo. Nadie lo olvidará, ni dejará de agradecérselo al entrenador.

Esos logros le permitieron al presidente Florentino Pérez ser criticado pero sobrevivir a la desastrosa temporada pasada, donde el Real perdió la Liga, la Copa y la Copa de Europa en apenas dos semanas

El retorno de Zidane otorgó oxígeno al club, la dirigencia y el plantel. El tema es que para ello el entrenador ha puesto sobre la mesa todo su prestigio. Ahora es él, y solamente él quien debe dar los resultados.

Su presencia adormeció la existente crisis institucional; le dio respido tranquilo al presidente; y le devolvió credibilidad al plantel (en general). Pero los resultados no aparecen.

La pretemporada ha sido un desastre; el inicio de la liga es regular; el equipo no convence. Y Zidane se quedó sin red, tras haber vuelto al club (como un salto al vacío), que podría haber evitado para otra ocasión. Podrá aparecer el conductor que transmitía serenidad y sabiduría, o se está en la previa de “el otro” Zidane…?