Lun. 09. Dic 2019, Santa Fe - Argentina
Notas

"GOLPE DE ESTADO" CONTRA FRANCISCO...?

Quienes están detrás de los ataques al Papa...

ROMA-ITALIA  Evidentemente que el Papa Francisco sigue molestando a los sectores conservadores y retrógrados del catolicismo.

A las numerosas críticas que ellos le han efectuado desde que asumiera el cargo, ahora se le ha agregado una maniobra que recibió el claro respaldo de importantes medios y cadenas internacionales.

Se trata del "memorial" de monseñor Carlo Maria Viganò (foto) que ha sido calificado de un burdo  intento de “golpe de Estado" contra Francisco. A su accionar que podría considerarse como respuesta de "venganza” personal, evidentemente se le debe reconocer todo un contenido ideológico.

El exnuncio apostólico en Washington, está alineado con el conservadurismo político de la Iglesia Católica estadounidense. No es algo nuevo, pues desde el mismo momento en que inicio el pontificado, desde EEUU dieron origen al centro de la oposición al Papa.

Este sector no actúa en forma independiente –como algunos católicos podrían pensar-, sino que se concatena con una estrategia ideada y fogoneada desde Washington. Tratan de cuestionarlo desde lo teológico, pues entienden que es “un peligro” a su conservadurismo. De allí que buscan aislarlo y le achacan que no es “lo bastante católico" (¿?).
Resulta evidente que existen intereses (o compromisos) demasiados profundos, que lleva a que importantes obispos estadounidenses se posiciones junto a Viganò, antes que con el Papa. Se trata de un hecho sin precedentes.
Pareciera que se asiste a un momento histórico en el catolicismo, donde el mismo sector desprestigiado y cómplice (con las políticas del poder mundial anglosajón) no encuentra donde refugiarse y apela a “manotazos de ahogado”.

Qué autoridad moral pueden tener impresentables personajes refugiados en sotanas y componendas con el poder estadounidense, para arrogarse el ‘derecho’ de pedirle la renuncia a Francisco…?

Un sector desprestigiado y minoritario. Aislado de las grandes mayorías creyentes, que miran el día a día, y se desentienden del pasado, presente y futuro del cristianismo.