Mar. 29. Set 2020, Santa Fe - Argentina
Opinión

MAMARRACHO PARLAMENTARIO SALVADOREÑO

MAMARRACHO PARLAMENTARIO SALVADOREÑO

SAN SALVADOR-EL SALVADOR  (PrensaMare)  Un nuevo escándalo sacude a la política salvadoreña. Porque de apuro y a puerta cerrada los partidos de derecha en la Asamblea Legislativa, aprobaron la noche del miércoles (en una sesión extraordinaria) una ley de reconciliación.

Llamativamente, si era a favor de toda la sociedad salvadoreña, porqué el apuro, y a escondidas…?

Lo cierto es que esta aprobación es en verdad un primer paso para la… impunidad. Porque la legislación reduce hasta en un 75% las penas a quienes confiesen haber cometido crímenes durante el conflicto y pidan perdón.

Posibilitando a los jueces a conmutar las condenas cuando se alegue problemas de salud o edad.

Desde diferentes sectores de la sociedad, como partidos políticos y organismos internacionales han rechazado la nueva ley. Consideran que es un retroceso para lograr justicia para las víctimas de –se estima- un total de 70.000 muertos.

La guerra civil se extendió de 1980 a 1992. Entre los casos emblemáticos de criminalidad, se encuentra la matanza de El Mozote de 1981. Allí, soldados del Batallón Atlácatl del Ejército salvadoreño asesinaron a al menos 986 personas en una operación donde –decían- buscaban atacar a la guerrilla que combatía a la dictadura.

Tras la firma de los acuerdos de paz de inicios de los años noventa, las víctimas del conflicto han exigido una respuesta del Gobierno salvadoreño.

La noche del miércoles en que la derecha votó su proyecto, el FMLN - partido político de oposición-, se abstuvo de votar por la legislación. Esta posición ha sido cuestionada desde diversos sectores de la sociedad que consideran que el Frente fue muy débil en su oposición.

Los ue estuvieron a favor fueron la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), fundada en 1981 por el militar Roberto d'Aubuisson, que estaba al frente de los criminales escuadrones de la muerte.

El presidente Nayib Bukele, que 2 semanas atrás se enfrentó al Parlamento por la negación de este a votar un préstamo internacional para financiar su estrategia contra la violencia, y se presentó e ingresó a dicho Cuerpo apoyado por tropas militares, anunció que vetará la ley. Pero la sociedad descree de este mandatario, al que considera autoritario y militarista.