Vie. 22. Feb 2019, Santa Fe - Argentina
Mundo

HISTÓRICO SALUDO DE FRANCISCO Y EL GRAN IMÁN DE EGIPTO

HISTÓRICO SALUDO DE FRANCISCO Y EL GRAN IMÁN DE EGIPTO

Sustancial mensaje de hermandad...

EL CAIRO-EGIPTO  Los líderes de dos de las religiones más importantes del mundo, el catolicismo y el islam, sellaron un pacto de paz en los Emiratos Árabes Unidos.

Firmaron un documento y hubo un simbólico beso en la mejilla entre ambos. Nunca antes un papa había llegado a esta tierra.

El beso entre los líderes de dos de las religiones más importantes del mundo, la católica y el islam, Francisco y gran imán de El Cairo, Sheikh Ahmed al-Tayeb, ha sido un hecho trascendente para la historia. Un símbolo de amistad, un gesto de cercanía cuando desde otros sitios generadores de poder mundial alientan la confrontación del cristianismo contra el islám.

El Pontífice llegó el domingo a los Emiratos invitado a participar a la conferencia de ‘Fraternidad Humana’ que reunió a 700 representantes de diferentes religiones en el marco del ‘Año de la Tolerancia’ que lidera los Emiratos Árabes.

El lunes el Papa se reunió con el Imán Sheikh Ahmed al-Tayeb; firmó un acuerdo de paz y mutuo respeto: “Declaramos resueltamente que las religiones nunca deben incitar a la guerra, las actitudes odiosas, la hostilidad y el extremismo, ni deben incitar a la violencia o al derramamiento de sangre. Estas realidades trágicas son la consecuencia de una desviación de las enseñanzas religiosas”, quedó consignado en la declaración.

“Las buenas relaciones entre Oriente y Occidente son indiscutiblemente necesarias para ambos. No deben descuidarse, de modo que cada uno pueda enriquecerse con la cultura del otro a través de un intercambio y un diálogo fructíferos”, se agrega.

Desde diferentes sitios del mundo han cuestionado la visita papal, pues justamente los Emiratos integran la criminal alianza que lidera Arabia Saudí que ha invadido y masacra al pueblo de Yemen.

Un accionar respaldado por EEUU y las potencias europeas. Y respecto a ello, Francisco en su alocución del lunes se refirió a lo que está ocurriendo en la región cuando afirmó que todos los líderes religiosos tienen el "deber de rechazar cada matiz de aprobación de la palabra guerra… Estoy pensando en particular en Yemen, Siria, Irak y Libia".