Lun. 10. Dic 2018, Santa Fe - Argentina
Europa

MACRON METIÓ REVERSA

MACRON METIÓ REVERSA

Para evitar una mayor confrontación, el mandatario da un paso atrás...

PARÍS-FRANCIA  Durante varios días el presidente Emmanuel Macron se mostró con entrema dureza, defendiendo su plan “transformador” ambientalista. Para ello ratificó su rumbo, respaldo la represión, y trató de evitar el diálogo con los “chalecos amarillos”.

Esa imagen de mandatario duro, firme y sin debilidades fue el que se mostró en la Cumbre G-20 en Argentina. Inclusive allí mismo no dudó en rechazar cualquier intento conciliador.

Pero retornado a la realidad francesa terminó por ceder…

Porque el gobierno francés anunció el martes que… suspende por 6 meses la subida del impuesto a los carburantes y congelará los precios de la luz y el gas durante el invierno. De esta forma espera poder ‘desactiovar’ el movimiento nacional de los "chalecos amarillos".

Posiblemente su jugada sea la de apostar al ‘olvido’, la ocoptación de algunos de sus dirigentes, alguna otra medida daliativa, para luego si (tras los 6 meses) imponer su decisión tan cuestionada. Habrá que esperar…

"Ningún impuesto merece poner en peligro la unidad de la Nación", dijo el primer ministro Edouard Philippe por televisión. "Hay que estar sordos" para "no escuchar la cólera" de los franceses, agregó.

Un marcha atrás que evidencia no tanto la preocupación de “la unidad” nacional, sino el elevado descrédito con el que avanza el apoyo al mandatario. El 17 de noviembre estalló el movimiento de protesta en todo el territorio en clara oposición al aumento del combustible, previsto para el 1° de enero.

Las protestas han sido convocadas por los autodenominados "chalecos amarillos". Lo que terminó en manifestaciones con violencia en París y otras ciudades, que incluyeron choques con la segudidad, incendios de automóviles, saqueos y vidrieras rotas. Además de acampes y cortes en rutas.

El principalísimo reclamo es el del “no” a la tasa a los carburantes. Pero no todo se ha quedado en ello, sino que los planteos se ampliaron, pidiendo aumento del salario mínimo, reducción general de los impuestos, subida de las pensiones y la restauración de un impuesto al patrimonio de los más ricos.

Quien sabe si esta rápida vuelta atrás macronista alcanza para frenar lo que en verdad se trata de un cuestionamiento al actual sistema de vida (aun que ello no se diga ni reconozca).