Dom. 17. Nov 2019, Santa Fe - Argentina
Mundo

KATIE HILL O LA HIPOCRESÍA USA

KATIE HILL O LA HIPOCRESÍA USA

Doble mensaje, doble moral...

BARCELONA-ESPAÑA  (PrensaMare)  En el país de ‘todas las libertades’, a Katie Hill le ha ido pésimamente mal.

Ella era una surgente ‘estrella’ del Partido Demócrata. Una de las jóvenes congresistas que llegaron al Capitolio en las elecciones legislativas de 2018. Fue una sorpresa pues le ganó el escaño (por California) a un republicano que llevaba ya 2 mandatos.

Sin embargo, la carrera de Hill, de 32 años, ha desbarrancado por un escándalo. Donde se habla de una “pornovenganza”.

Ello la ha llevado a dimitir por la acusación de haberse acostado con un miembro de su equipo en el Congreso y haber también mantenido relaciones con una ayudante de su campaña. Todo se conoció luego de la difusión de fotografías y mensajes íntimos, algo que ella atribuye a su marido, del que se está divorciando.

El Comité de Ética de la Cámara de Representantes abrió una investigación porque estaban ante un caso de acusaciones de relaciones sexuales inapropiadas con un subordinado (su director legislativo, Graham Kelly).

Ocurre que desde febrero de 2018, existen normas en el Capitolio que prohíben las relaciones íntimas entre los legisladores y sus asistentes o empleados.

Hill ha negado haber tenido contactos sexuales con Graham Kelly, aunque sí ha admitido el affair con la ayudante de su campaña (lo que no la afectaba pues en ese momento todavía no era legisladora.

El caso se conoció cuando una web derechista, llamada RedState publicó que Hill mantenía relaciones con el citado director legislativo y, por otra parte, también una relación a tres con su marido y la citada ayudante de campaña.

Inclusive dicho medio –sobre este último asunto-, como el tabloide británico Daily Mail publicaron fotografías. Allí aparece la congresista desnuda; también mensajes de texto con la empleada y entre el marido y la empleada.

Para la renunciante el responsable de esta maniobra ha sido su esposo, al que dijo, llevará a los tribunales por esa violación de su intimidad.

Lejos de ser respaldada, la todopoderosa titular de la Cámara, Nancy Pelosi, le aceptó la renuncia sin miramientos. Y sostuvo: “Debemos asegurar un clima de dignidad e integridad en la Cámara y en todos los lugares de trabajo”.

Hill es una de las primeras congresistas abiertamente bisexuales en Washington. Ella declaró, respecto a la renuncia: “Tomo esta decisión para que mi familia, mi equipo y mi comunidad dejen de ser objeto de sufrimiento por parte de mi abusivo marido y la brutalidad de agentes políticos llenos de odio”.