Mie. 14. Nov 2018, Santa Fe - Argentina
Opinión

TROPIEZO ELECTORAL PARA NETANYANHU

TROPIEZO ELECTORAL PARA NETANYANHU

Los israelíes eligieron autoridades comunales...

FIRENZE-ITALIA  Las elecciones municipales en Israel le permitieron al Partido Laborista lograr triunfos en grandes urbes, frustrando al ultraderechista premier Benyamin Netanyahu, que buscaba ampliar su poder. Tanto que su candidato en Jerusalén, Zeev Elkin –donde votó el jefe de gobierno-, fue vencido.
La elección es vista como una prueba importante para los partidos políticos de cara al año próximo; la oposición también se posicionó bien en Haifa y Tel Aviv. Pero sin lugar a dudas que Jerusalén ha sido un golpe durísimo para los derechistas del Likud, el partido del primer ministro.
En esta ciudad, los votantes volverán a las urnas en breve para elegir entre el miembro del Consejo Municipal, Moshe Lion, y el ex vice-alcalde Ofer Berkovitch. Ello no llegaron al necesario 40% de los votos para evitar una segunda vuelta.
Otra de las sorpresas fue que Einat Kalisch Rotem (apoyado por el Partido Laborista), logró derrotar a la considerada “invensible” Jona Yahav, que es la alcalde desde hace 15 años en Haifa.
También se destaca la victoria de Tal Ohana, que, con el 59% de las preferencias; por primera vez habrá alcaldesa en Yeruham (en el sur del país).
En Naharya, una ciudad en la frontera con el Líbano, el alcalde saliente, Jacky Sabag (durante 30 años en el cargo), fue derrotado por Ronen Mineli, apoyado por la izquierda.
Likud prevaleció en Beit Shean; en Tel Aviv (bastión histórico de la oposición), la disputa se centró entre el actual alcalde Ron Huldai y su ex diputado Asaf Zamir. Huldai logró el 44% de los votos, y evitó la segunda ronda.
En Jerusalén se presentó la abstención casi total de los palestinos de la parte oriental. El electorado de los judíos ortodoxos (anti-palestinos) se repartó entre 2 candidatos.
Los palestinos rechazaron la votación en Jerusalén oriental y lo mismo sucedió con los drusos sirios del Golán (norte de Israel); los árabes israelíes participaron masivamente en las elecciones.
En Nazaret, el alcalde saliente, el musulmán independiente Ali Salem, derrotó al comerciante Walid Afifi. En Kaf Qara (pequeñísimo localidad) la novedad fue la presentación de una lista de mujeres.

El resultado de la votación (si bien es administrativa), posicionó bien al laborista Avi Gabbai, que impulsa “un cambio".