Mar. 12. Nov 2019, Santa Fe - Argentina
Notas

INDIA PLANEA DEPORTAR 2 MILLONES DE PERSONAS…?

INDIA PLANEA DEPORTAR 2 MILLONES DE PERSONAS…?

Racismo y persecución religiosa...

MILANO-ITALIA  (PrensaMare)  La noticia debería alarmar al mundo. Las autoridades indúes ‘trabajan’ en la posible deportación de 2 millones de personas.

Lo cierto es que 2 millones de personas han sido excluidas del padrón del Estado indio de Assam; de esta forma quedan expuestas a convertirse en apátridas y ser expulsadas del país.

El Registro Nacional de Ciudadanía (NRC), recientemente publicado otorgó esa triste novedad. A todo ello, otros miles de inmigrantes considerados irregulares siguen detenidos sin conocer cuál será su destino.

Esta medida afecta principalmente a musulmanes y el Gobierno central ha reforzado la seguridad en la región. En la actualización del NRC figuraban los 31,1 millones de personas que forman parte de la lista final que la India ha tardado más de 5 años en poner al día.

Pero han sido dejado de lado casi 2 millones (el ‘borrador’ elaborado en el 2018 había dejado afuera a 4 millones de ciudadanos).

Durante los últimos 4 años, los habitantes de Assam han tenido que demostrar que ellos o sus ascendientes residían en el Estado desde antes del 24-3-1971. Un día antes de esa fecha, el fronterizo Bangladés se independizó de Pakistán, originando el éxodo de más de 10 millones de personas (en su mayoría musulmanes), a la India.

Assam se caracteriza por no desear a los extranjeros; existe una clara presión social contra esa población inmigrante en el territorio nororiental del país. Si bien es una de las regiones más multiculturales, se presenta una gran complejidad en sus relaciones internas.

Las autoridades afirman que el censo ayudará a ‘regular’ la presencia irregular de bangladesíes en la región. Pero lo cierto es que desde el gobierno nacional, Narendra Modi se ha preocupado por mostrar una gestión nacionalista. Aquellos que son declarados inmigrantes ilegales, por los más de 1.000 Tribunales de Extranjería, son recluidos en centros de detención. Se avisora que todo se irá agravando, pues las propias autoridades construyen más de estos centros.

El tema es grave, pues no existe ningún plan de deportación o repatriación a Bangladés.

El partido gobernante en Assam, al igual que a nivel nacional, usa el tema de la extranjería como política interna, direccionada contra la minoría musulmana. El mismísimo ministro del Interior, Amit Shah, los calificó recientemente como “termitas”.

En concreto esta situación ha llevado a un reforzamiento y se ha ido militarizando la región. Assam cuenta con 60.000 policías nacionales y 19.000 paramilitares desplegados, y con una situación de alerta.

El enero, Nueva Delhi concedió por ley la nacionalidad a inmigrantes de los países vecinos Bangladés, Pakistán y Afganistán (que hubieran entrado en el país en los últimos 6 años). Pero que no fueran… musulmanes.

India es un país superpoblado, con más de 1.300 millones de personas. De ellos, alrededor de 170 millones son fieles del islam.