Jue. 15. Nov 2018, Santa Fe - Argentina
Por el país

OTRA CONDENA PARA RIVEROS

OTRA CONDENA PARA RIVEROS

El represor de la última dictadura cívico-militar continúa acumulando años de prisión...

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  El Tribunal Oral en lo Criminal federal n° 3 de esta ciudad condenó al genocida Santiago Riveros a 45 años de prisión. Es por los secuestros y las torturas que sufrieron 11 mujeres embarazadas en Campo de Mayo, y el robo de sus hijos e hijas nacidos en la maternidad clandestina que allí funcionó.

Así lo decidieron los jueces Javier Ríos, Andrés Basso y Adriana Palliotti, que absolvieron al médico Raúl Martín (que estuvo a cargo del centro de salud donde sucedieron los crímenes de lesa humanidad).

Rivero estuvo a cargo de Campo de Mayo durante la dictadura cívicomilitar, donde funcionó una maternidad clandestina.

Se lo halló culpable, en calidad de autor, de la apropiación y retención de los bebés de Beatriz Recchia de García, María Teresa Trotta, Rosa Luján Taranto de Altamiranda, Celina Amalia Galeano, Paula Elena Ogando, María Cristina Cournour de Grandi, Ana María Lancilotto de Mena, María Eva Duarte de Aranda y Valeria Beláustegui Herrera. También de los secuestros y torturas aplicadas a Trotta, Taranto, Galeano y Ogando.

La condena fue la solicitada por Abuelas de Plaza de Mayo (la querella), y la Fiscalía, representada por Pablo Parenti.

La primera vez que Riveros fue condenado por su participación en el terrorismo de Estado fue en 2009 (por el secuestro y la desaparición del adolescente Floreal Avellaneda).

Posteriormente fue sumando penas en diversos juicios de lesa humanidad en los que fue juzgado. En 2012 fue condenado por el Plan Sistemático de robo de bebés. En 2017, lo condenaron a prisión perpetua por sus crímenes contra conscriptos. La misma condena había recibido años antes por los sucesos del centro clandestino que funcionó en Villa Ballester.