Mar. 21. Set 2021, Santa Fe - Argentina
Notas

EL ROBO DE ISRAEL A TRABAJADORES PALESTINOS

EL ROBO DE ISRAEL A TRABAJADORES PALESTINOS

GAZA-PALESTINA  (PrensaMare)  Un informe del diario israelí Haaretz da cuenta de los descuentos ilegales que durante 50 años, Israel ha efectuado a los salarios de los palestinos que trabajan en difíciles condiciones laborales.

Dichos montos suman decenas de millones de dólares robados a los trabajadores palestinos durante medio siglo. Se destaca que «el Tribunal del Distrito de Jerusalén decidió que la deducción de estos montos era ilegal, pero las autoridades israelíes se eximieron de compensar a los trabajadores mediante una notificación de despidos que presentaron al tribunal».

Agregando: «el gobierno israelí había decidido en 1970, deducir un subsidio de asistencia social del 0,75% de los salarios de los trabajadores palestinos y transfirió los fondos al Sindicato General de Trabajadores de Israel -Histadrut-. Aunque este procedimiento duró 50 años, los trabajadores palestinos no formaban parte de un convenio colectivo a este respecto y no eran miembros de la Histadrut, por lo que la deducción era contraria a la ley”. Una muestra clara de la segregación y racismo que existe en la sociedad israelí.

Esas sumas se dedujeron de decenas de miles de trabajadores palestinos, que ascienden a decenas de millones de shekels (moneda israelí) al año, y se transfirieron a la Histadrut en violación de la ley. Aclarándose que las autoridades israelíes no reconocen los sindicatos palestinos. Mientras que la racista Histadrut, no permite que los trabajadores palestinos se afilien a ella.

Este no es un...

Tema nuevo, sino que es silenciado o directamente ocultado, y que se manifiesta cada vez que se producen graves accidentes laborales sufridos por trabajadores palestinos. Ellos no cuentan con protección alguna e incluso un tratamiento médico adecuado para los trabajadores accidentados.

Los trabajadores palestinos (ciudadanos de segunda categoría), son contratados por las empresas israelíes a muy bajos salarios; muchos sin contratos; sin derechos a indemnización por antigüedad; sin derechos a vacaciones; y sin los derechos mínimos que los trabajadores israelíes reciben.

Las condiciones impuestas por la fuerza de ocupación israelí obliga a los trabajadores palestinos a trabajar en condiciones humillantes y en ambientes laborales inseguros.