Vie. 06. Dic 2019, Santa Fe - Argentina
Notas

VENEZUELA: PARA NEGOCIAR-DIALOGAR, EN SERIO

VENEZUELA: PARA NEGOCIAR-DIALOGAR, EN SERIO

Propuesta de Nicolás Maduro...

CARACAS-VENEZUELA  El gobierno de Nicolás Maduro jamás de negó al diálogo. Pero una cosa es sentarse a conversar con otros; y una situación muy diferente es que los otros lo hagan con un arma en la mano…

Por ello de manera clara, el gobierno sentó sus bases para un proceso de diálogo, que se conoció por boca del vocero y ministro de Comunicación e Información venezolano, Jorge Rodríguez.

El funcionario explicó que el oficialismo tiene 5 puntos concretos para negociar con el antichavismo: respeto a la soberanía; respeto a la paz; levantamiento de las sanciones contra Venezuela; un mecanismo que permita dirimir las diferencias políticas entre Maduro y el autoproclamado presidente interino Juan Guaidó; y la no injerencia de otras naciones en los asuntos internos.

Guaidó no quiere diálogo. Sus duros impulsores, con EEUU a la cabeza, no desean diálogo alguno; la oposición venezolana no se muestra dispuesta al diálogo; la propuesta de diálogo encabezada por México y Uruguay, ha sido ignorada por los que quieren derrocar a Maduro.

Frente a tanto fracaso, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ofreció a su país como sede para el diálogo. El mandatario uruguayo, reafirmó su respaldo a Maduro.

El gobierno venezolano rechaza la propuesta injerencista europea que “exige” (¿?) comicios adelantados. Respecto a ello, Rodríguez recordó que en los últimos comicios de mayo de 2018, Maduro logró imponerse con el 67,84% de los votos.

Fue una elección libre y sin problemas, indicando: “Ya las elecciones presidenciales se realizaron, no solo con estándares internacionales, sino con el sistema electoral venezolano, que es el más blindado del mundo entero, más fiable que el sistema electoral de Estados Unidos, de España, y sin duda que el de Colombia”.

Eso es retrucado por la opisición, que sin pruebas, repite que no tuevieron las garantías exigidas en la mesa de diálogo de República Dominicana (de fines de 2017). Lo cual no tiene consistencia, pues se podía presentar como candidato quien lo deseara, y existieron observadores internacionales que ratificaron que se votó con libertad.

Las cartas del gobierno democrático venezolano están sobre la mesa. Habrá que ver cuáles son las de la oposición.