Vie. 28. Feb 2020, Santa Fe - Argentina
Notas

CHISPAZOS ENTRE FRANCIA Y PAÍSES BAJOS

CHISPAZOS ENTRE FRANCIA Y PAÍSES BAJOS

Sorpresiva maniobra política toma desprevenido a Macron...

PARÍS-FRANCIA  Inesperadamente los franceses aparecen sorprendiéndose por el ingreso del Estado de los Países Bajos en el capital de la aérea Air France-KLM.

La comunicación oficial de ese desagrado oficial francés, repercutió inmediatamente en las bolsas de valores europeas, que hicieron caer las acciones (hasta un 13%).

El presidente, Emmanuel Macron, ha reclamado una explicación a una maniobra “incomprensible” y realizada sin avisar a París (¿?).

“El Gobierno (francés) no ha sido informado de esta decisión y de su aplicación. Tomo nota. Le corresponde ahora al Gobierno holandés aclarar sus intenciones en este caso”, dijo Macron durante una comparecencia en el Elíseo junto a la canciller alemana, Angela Merkel.

Antes de sus palabras, el ministro de Economía, Bruno Le Maire, había calificado de “incomprensible” e “inesperada” la decisión de La Haya. Lo concreto ha sido que las autoridades de Países Bajos han decidido ‘responder’ a Francia, pues el Gobierno francés compró el 12,68% de las acciones de la aerolínea (por 680 millones de euros).

Así los holandeses han buscado lograr una “posición equivalente” en la compañía (a la del Gobierno francés, que ostenta el 14,3% de Air France-KLM). Este país busca poder influir directamente en el desarrollo futuro de la aérea para asegurar de la mejor manera posible el interés público holandés.

La situación no oculta que existen fuertes tensiones internas entre el nuevo director general de Air France-KLM (el canadiense Benjamin Smith), y el director general de KLM (Pieter Elbers).

Air France y KLM se fusionaron en 2004, pero siguen operando de con una cierta independencia. Tanto es así que en el 2018 se produjeron huelgas en la rama francesa de la compañía, pero no en la rama holandesa.

Lo cierto es que los directivos holandeses entendían que el titular originario de Canadá “trabajaba” para fortalecer a Francia y debilitar a Holanda, dentro de la toma de decisiones empresariales.

Lo que generó en los Países Bajos un reclamo para que su gobierno interviniera y contrarrestara la influencia de la parte francesa de la aerolínea y hasta del Estado francés.

La noticia de esta adquisici´pon generó una urgente reunión del Consejo de Administración de Air France-KLM.

Lo increíble ha sido que el servicio secreto francés ha sido sorprendido, y se vio burlado, al no poder avisar de la maniobra de los Países Bajos.