Vie. 03. Abr 2020, Santa Fe - Argentina
Opinión

ELLA ES LA REINA DE LA EVASION

ELLA ES LA REINA DE LA EVASION

Increíble, pero real...

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  En algún tiempo Argentina contó con un popularísimo tema musical que aludía a que ella “es la reina de la canción”.

Los años han pasado, el tema sigue sonando –aunque mucho menos-, y a hora se ha conocido la existencia de otra reina… “la de la evasión”.

Si, la monarca de los Páises Bajos, Máxima Zorreguieta, está protagonizando un verdadero escándalo por evasión fiscal en su país de nacimiento. Ella es propietaria de tres parcelas de 3.000 hectáreas en la Patagonia; funciona como una hostería con reformas no declaradas.

Existe una denuncia donde se acusa a la propietaria de haber evadido pagos de impuestos. El caso llegó a suelos donde reina, y han surgido pedido de explicaciones al primer ministro del país, Mark Rutte.

En lo que respecta a Río Negro, donde se sitúa el inmueble, existe un reclamo ante la Agencia de Recaudación Tributaria para que investigue la situación fiscal de la familia Zorreguieta (como de otros propietarios).

La propiedad de la monarca europea es un hotel de alrededor de 800 metros cuadrados construido en la estancia Pilpilcura; ella es propiedad de Máxima y sus hermanos Juan e Inés (fallecida en 2018). Llamativamente, funciona aunque… no posee la habilitación comercial para operar como alojamiento turístico. Y nunca fue declarado en el Registro de Catastro de Río Negro (¡).

Las tierra aparecen inscriptas a nombre de Máxima. Se recuerda que en el año 2016, uno de los alojados fue el presidente Mauricio Macri -en diciembre- cuando se dirigía a una de sus múltiples etapas vacacionales que disfrutaría en Villa La Angostura.

El inmueble de los Zorrequieta se sitúa dentro de la jurisdicción de la intendencia de la rionegrina Pilcaniyeu; lugar donde nunca inscribieron el complejo como explotación comercial. El complejo está a 65 kilómetros de San Carlos de Bariloche.

Lo llamativo es que pese a que todos conocen el funcionamiento, jamás se le reclamó la inscripción, la habilitación o se le efectuó inspección alguna (¿?). Ello significa que pese a ser un sitio reconocido como alojamiento turístico, al no estar inscripto y habilitado, “no existe”. Por consiguiente… no pueden pagar los impuestos correspondientes a la actividad que desarrollan.

Así, se ha dado la paradójica situación que el mismísimo presidente argentino se ha alojado en un “hotel trucho” (falso, ilegal). Lo que si se sabe es que la administradora de esta explotación ilegal, es Marcela Cerrutti Carricart, tía materna de la reina.

Mientras en Argentina se mantiene un lamentable silencio oficial, en los Países Bajos, la diputada socialdemócrata (PvdA) Attje Kuiken reclamó "una aclaración inmediata" al premier Rutte. Destacando que "las personas más ricas del mundo intentan de todas las maneras posibles no contribuir" a la sociedad; agregando que la familia real holandesa "no debería ser parte de esto, sino dar buen ejemplo".

La respuesta oficial del propio de Rutte fue que “La reina Máxima respeta las leyes y regulaciones fiscales en vigor en Argentina, tal y como confirman las autoridades pertinentes” (?).

Ello significa que desde Argentina le habrían dicho que no es evasora (¿?) o el político de Países Bajos, no ha dudado en mentir, para tratar de cubrir a la reina de la evasión.