Mie. 28. Oct 2020, Santa Fe - Argentina
Notas

EEUU: NUEVO CRIMEN ESTATAL

EEUU: NUEVO CRIMEN ESTATAL

Otra mancha más para el país que reclama que otros dejen la pena de muerte...

NASHVILLE-EEUU  Por primera vez desde el año 2007, el Estado de Tennessee volvió a ejecutar a un condenado a muerte. Se trató de Edmund Zagorski. A su pedidio se le aplicó una descarga eléctrica (durante 35 segundos), pues él quiso evitar la inyección letal (que podía significarle varios minutos de agonía).

Zagorski (63 años) fue juzgado y condenado por un doble asesinato en 1983. La ejecución se realizó en la Institución de Máxima Seguridad Riverbend (en Nashville), bajo control del Departamento Correccional de Tennessee.

Técnicamente (aunque suene irracional), se indicó que le aplicaron una primera descarga de 1750 voltios (durante 20 segundos), hubo una pausa de 15 segundos, y una segunda descarga también de 1750 voltios (15 segundos). Tras ello fue declarado muerto. Esta muerte fue la primera ejecución con silla eléctrica en Estados Unidos desde 2013 y la primera en Tennessee desde 2007.

Este Estado (y otros 8 del país) conservan todavía la silla eléctrica como método secundario de ejecución en caso que los presos la prefieran a la inyección letal (la primera “opción” en todo el país). Tanto Daryl Holton en 2007 en Tennessee, como Robert Gleason en 2013 en Virginia, pidieron morir en la silla eléctrica.

La ejecución con la inyección debía efectuarse el 11 de octubre pasado, pero a última hora él pidió el cambio. Zagorski había sido condenado a muerte en 1984 por los asesinatos, cometidos un año antes, de John Dale Dotson y Jimmy Porter (a los que –aparentemente- les iba a vender marihuana). En el lugar donde se haría la transacción, los atacó, mató, robó y huyó.

Zagorski podía elegir su última cena, pero que no debía superar un presupuesto estatal máximo de 20 dólares. Porque hasta en ello, los estadounidenses son cuidadosos… Él eligió cenar manitas de cerdo encurtidas y rabos de cerdo.

Esta ejecución es la n° 20 en lo que va del año, y de las que pocos saben en el mundo. Y la n° 1.485 desde que el Tribunal Supremo restituyó la pena de muerte en el país. De ese total, el Estado de Tennessee ha ejecutado a 8 (dos de ellos este año). Se ha informado que la venidera ejecución será el próximo 6 de diciembre (David Miller, condenado a muerte por asesinato en 1981).