Mie. 14. Nov 2018, Santa Fe - Argentina
Política

QUÉ MATERA…? QUÉ VANDOR...? JORGE DANIEL PALADINO…?

QUÉ MATERA…? QUÉ VANDOR...? JORGE DANIEL PALADINO…?

"Enseñar con la palabra, educar con el ejemplo"... (vale recordarlo)...

SANTA FE-ARGENTINA  (por Rodolfo O. Gianfelici)  En mis 50 años en el peronismo (si: iniciado en 1968…) he visto pasar leales, héroes, traidores, oportunistas, humildes, confundidos, honestos, intelectuales, arribistas, leales, mediocres, entristas, servicios, burócratas, personalistas, divisionistas, leales, ilustrados, ineptos, delincuentes… Y como considero que todavía tengo unos pocos años más por delante, hasta convertirme en “peronista retiro efectivo”, veré a algunos más de los referidos palabras antes.

El peronismo da la oportunidad de sentirse parte de un todo. De tener identidad. De ser protagonista. Aún en tiempos de derrotas o de estar en el llano. Porque la premisa fundamental es entener: primero la patria, luego el movimiento y finalmente los hombres. Y la patria siempre está.

En medio siglo de militar en diferentes ámbitos y en variadas situaciones, uno ha ido entendiendo y aprendiendo con más claridad ciertas consignas que hacen a la vida misma del peronismo. Cuáles…? La humildad; la entrega; la solidaridad. Que somos la parte fundamental del campo nacional y popular, pero no la única. Y también que al momento de realizar sociedades o alianzas políticas, son necesarios todos, pero no es lo mismo que –como decía Juan D. Perón-, nosotros pongamos una vaca y el socio, una gallina…

El sistema, que es muy perverso y se encuentra permanentemente maquinando para neutralizar cualquier tipo e peligro que pudiera surgir, no duda en alabar, ensalsar y hasta brindarle una cobertura extrema a ciertos personajes, que tras ablandarlos, termina por deglutirlos y dejarlos masticados en un costado del camino…

La construcción de una Patria Justa, Libre y Soberana no es un tema simple, ni se hace en un abrir y cerrar de ojos. Si no, preguntémosle a los caudillos federales, a quienes hicieron las diferentes resistencias peronistas, a Evita o a Perón.

Bienvenidos todos los ciudadanos que sintiéndose identificados con la construcción de una patria mejor, trabajan para ello. Pero cuidado, porque el demonio tiene mil caretas y en ciertas oportunidades –con mayúscula sagacidad-, hasta el hace creer a algunos que son los santos que millones de no-pensantes votantes estarían esperando.