Jue. 15. Nov 2018, Santa Fe - Argentina
Opinión

ADVERTENCIA DE LEGISLADOR DE RUSIA

ADVERTENCIA DE LEGISLADOR DE RUSIA

Respuesta a una exabrupto de funcionario estadounidense...

MOSCÚ-RUSIA  Un legislador advirtió que un bloqueo naval realizado por Estados Unidos, sería una declaración de guerra. Esa acción fue propuesta por su Secretario del Interior Ryan Zinke.

“Además de ser una declaración estúpida, se trata de una amenaza que, de cumplirse, se convertiría en una declaración de guerra, tal y como estipulan las normas internacionales”, declaró el senador ruso Alexei Pushkov. El legislador aconsejó a Zinke que en algunos casos “era mejor usar goma de mascar, en lugar de decir algo”.

Zinke había sostenido que la Armada de su país puede asumir el control del tráfico marítimo y cerrar el paso, en caso de ser necesario, a los tanqueros rusos.

Rusia mantiene su economía con la venta de crudo; pero además tiene una activa e importante participación en conflictos como el de Siria. Mientras que EEUU entró a ese país árabe sin la anuencia de Damasco, con la excusa de “combatir el terrorismo”. Zinke no se ha percatado que Rusia ha tomado participación de común acuerdo con las autoridades sirias. Mientras que la presencia de EEUU es ilegal, y violatoria del derecho internacional.

Por otra parte, Washington es acusado (por el gobierno sirio) de financiar, pertrechar y entrenar a las diferentes bandas de “rebeldes” y terroristas que enfrentan al ejército de Siria.

Uno de los temas que está en juego y que los medios occidentales se encargan de ocultar, es que Estados Unidos intenta bloquear la construcción del nuevo gasoducto Torrente Norte-2, que tendría una conexión directa entre Rusia y Alemania (sin intermediarios). Ello va en contra de los intereses de los estadounidenses que quiene vender su gas licuado a Europa (que obligaría a los europeos a pagarlo más caro que el gas ruso).

EEUU no duda en apelar a sus acciones militares directas, o a través de las bandas controladas, como también a la aplicación de sanciones unilaterales (contra Rusia, Siria o Irán), para sacar del juego comercial a quienes compiten con multinacionales estadounidense, en los los mercados internacionales.

En este camino, bajo la excusa de la “lucha contra el terrorismo” o “la expansión rusa”, la Casa Blanca viene aplicando restricciones en el rubro de los energéticos, la venta de armamentos y otros rubros estratégicos, de Rusia.