Dom. 23. Set 2018, Santa Fe - Argentina
Perl il paese

GENOVA: MÁS SOBRE EL PUENTE CAÍDO

GENOVA: MÁS SOBRE EL PUENTE CAÍDO

Un informe aporta más claridad a un hecho con demasiados interrogantes y sospechas...

GENOVA-ITALIA  Asesores contratados por la concesionaria italiana Autostrade per l'Italia, cuya matriz es Atlantiainformaron a la empresa en noviembre de 2017 del deterioro que presentaba el puente que recientemente se derrumbó en Génova (donde murieron al menos 38 personas).

Los medios italianos citan el informe elaborado por los profesores del Instituto Universitario Politécnico de Milano, Carmelo Gentile y Antonello Ruoccolo, contratados por Autostrade para un asesoramiento periódico sobre el estado del puente.

El documento fue entregado a la empresa italiana en noviembre de 2017, y en él se advertía del deterioro que sufrían algunos materiales, como la oxidación en los cables, y se recomendaba una evaluación por parte de la compañía, para abordar estos problemas.

En octubre de 2017 el director de Autostrade en Génova, Stefano Marigliani, había asegurado a las autoridades del Ayuntamiento de la ciudad italiana y a las de la Regione di Liguria (a la que pertenece Génova), que en ese momento el viaducto no presentaba “ningún problema estructural”.

Lo hizo después que algunos vecinos de los edificios residenciales (cercanos al puente) se refirieron ante los entes locales ciertas preocupaciones por el estado de la infraestructura.

Marigliani garantizó entonces que Autostrade estaba realizando una serie de labores de mantenimiento y tenía previstas 2 intervenciones estructurales para 2018 que reforzarían la infraestructura. El puente no se cerró al tráfico y la compañía procedió entonces a desarrollar las intervenciones programadas en el puente, para las que había destinado un paquete de 20 millones de euros.

Se conoció que el Ministro del Interior de Italia, el ultraderechista Matteo Salvini se fue de cena con miembros de su partido (Lega Nord) la noche del 14 de agosto (horas antes del derrumbe del puente). Ello ha producido protestas e indignación en el país.

Fue una fiesta organizada en la ciudad siciliana de Mesina, a la que acudieron 260 personas, y en la que Salvini y el resto de los presentes cenaron pescado y brindaron con vino. Ello ha quedado documentado en fotografías que han colgado en las redes sociales miembros de su partido. De postre, degustaron una gran tarta en la que se podía ver la frase "el equipo gana".

Mientras ellos se divertían, en Génova, unos mil efectivos (entre bomberos, policía y equipos de emergencia y atención sanitaria), trataban de sacar los escombros del tramo del puente Morandi que se había venido abajo.

El comportamiento de Salvini ha sido duramente criticado por miembros de la oposición, y también por los ciudadanos, en las redes sociales.

El presidente del Partido Demócrata (PD, centroizquierda), Matteo Orfini, ha opinado que "las imágenes de Salvini celebrando en horas dramáticas para Génova son una bofetada al dolor del país". El cuestionado ministro se ha ‘derendido’ hablando de "ataques de la izquierda".

A todo ello, 5 personas están desaparecidas desde que el puente Morandi (que conecta dos autopistas a la altura de Génova), se desplomó en su tramo central acabando con la vida de al menos 38 personas.