Mie. 03. Jun 2020, Santa Fe - Argentina
Por el país

PAGO EN BANCOS: ERROR, TORPEZA O MANIOBRA…?

PAGO EN BANCOS: ERROR, TORPEZA O MANIOBRA…?

SANTA FE-ARGENTINA  (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  Cuando el presidente Alberto Fernández tomó conocimiento de lo que ocurría frente a los bancos de todo el país, con jubilados, pensionados y beneficiarios de planes sociales que pretendían cobrar, se acabó la tranquilidad.

Las imágenes televisivas eran elocuantes: “algo” había fallado. No podía haber tanta gente en las calles a la que le pensaban pagar en apenas 2 horas de atención bancaria.

Todo lo que ha venido haciendo el gobierno hasta ahora se ponía en tela de juicio por un “error” de cálculo de la ANSES y/o del Banco Central. La no circulación, y la distancia de más de un metro entre personas, había sido roto.

Por ello pasadas las 8 de la mañana el mandatario llamó a Miguel Pesce, titular del Banco Central. El enojo telefónico de Fernández (con su conocido de tantos años) fue mayúsculo.

Pesce inmediatamente dispuso la atención bancaria para el sábado y domingo. Lo cual chocaba con un sindicalista Sergio Palazzo (de La Bancaria) que no está de acuerdo con que sus sindicalizados trabajen. La llamada de Pesce a Palazzo comunicándole lo decidido fue inesperado; pero ocurrió.

La dureza de Palazzo se ablandó al ver lo que courría en todo el país. Para peor, minutos más tarde lo llamó Fernández totalmente enojado.

Los argumentos que había sostenido Palazzo durante 2 semanas se le cayeron al piso. Los jubilados, pensionados y beneficiarios estaban expuestos en las calles y con maltrato. Porque era evidente que los trabajadores bancarios atendían de mala gana a los asistentes a cobrar.

Inmediatamente las miradas se dirigieron hacia el responsable de la ANSES, Alejandro Vanoli. Porque eran alrededor de 11 millones de personas las que debían cobrar el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

En los pasillos de la Casa Rosada consideran que a Vanoli la situación lo sobrepasó, y no fue capaz de prever lo que podía pasar. A quién se le ocurre pensar que en 2 horas de atención iban a cobrar las millones de personas que no poseen tarjeta y no usan el cajero automático…?

Fue un “error” suyo…? Fue incapacidad matemática para sacar una cuenta con cantidad de gente a cobrar, cantidad de minutos de atención ante una caja de pago manual, y disponibilidad de 2 horas de atención al público…?

O Vanoli fue “abandonado” por quienes debían aportarle información…? Por ejemplo Palazzo, la ANSES, la patronal de los bancos…?

No olvidemos que las patronales son las que presionan para que los trabajadores retornen a su actividad como si nada corurriera en el mundo.

Mientras los teléfonos de la Casa Rosada, la ANSES y ministerios estaban al rojo vivo, los canales televisivos aprovechaban para “informar” con una crudeza y repetición de imágenes que lentamente se fue transformando en una operatoria en “cadena nacional privada” en contra del Gobierno nacional.

Una simple regla de tres compuesta le hubiera permitido saber a Vanoli cuántas horas serían necesarias para pagas. Pero al parecer-, ni él ni quienes deben ayudarlo, asesorarlo y apuntalarlo, se dieron cuenta de ello…

Por primera vez desde el inicio de la crisis del coronavirus, el gobierno nacional estuvo a la defensiva y debió tratar de salir a explicar (como quiso hacer Vanoli) lo injustificable.

Este es un aviso para Fernández, al cual muchos lo apoyan de palabra, pero van a tratar de hacerle cualquier zancadilla. Este “error” o planificado fracaso debe ser solucionado inmediatamente, porque miles de beneficiarios de los planes sociales no están bancarizados, y el IFE (con 11 millones de inscriptos) también se pagará en mayo y junio.