Dom. 08. Dic 2019, Santa Fe - Argentina
Mundo

RE-UBICAN A LOS TERRORISTAS DEL ISIS

RE-UBICAN A LOS TERRORISTAS DEL ISIS

La doble moral de occidente...

ANKARA-TURQUÍA  (PrensaMare)  El grupo terrorista “estado islámico” (EIIL, Daesh, o ISIS) con el apoyo de occidente, ha fracasado en sus acciones en Siria e Irak. Sin embargo, sus integrantes están siendo “reubicados” en Níeger, Malí, y Burkina Faso (tres países africanos).

Ello surge de la propia información que brinda la banda terrorista en su semanario Al-Naba. Allí expresan que están teniendo enfrentamientos con el Ejército de Mali.

Dicha banda takfirí indicó que a causa de esos choques en el norte de ese país africano, han perdido unos 400 integrantes, y otros 1.000 han resultado heridos.

Los terroristas sindican a que “luchan” contra las tropas francesas, instaladas en dicho país. Este accionar es funcional –justamente- a las autoridades francesas, EEUU y la OTAN, que “necesitan” enemigos en el lugar para perpetuar y ampliar sus presencias militares intervencionistas.

También en el mismo semanrio se informa que han tenido enfrentamientos en el oeste de Níger, entrentando a tropas de Estados Unidos y Francia.

Respecto a su presencia en Burkina Faso, informan que sus miembros participan de acciones “similares” a las de Malí y Níger. Responsabilizándose del secuestro y asesinato de un canadiense, cuyo cuerpo fue abandonado en el desierto.

La víctima era un alto funcionario de una empresa exploradora de oro en la región occidental de África. Su muerte se considera un “mensaje” para empresas y empleados, y hasta se considera como un intento por “seleccionar” a quienes pueden explotar los recusos naturales en el país (uno si, y otros no –a los que se asesinarán-…).

Esta presencia de los terroristas que por años azotaron en Siria e Irak, se conoce cuando ya está plenamente confirmadas sus derrotas en ambos país, y donde se han quedado sin “territorios liberados” y controlados.

Esta ‘declaración’ de nuevas ubicaciones (en los 3 países africanos) confirma la intervención y reubicación estratégica decidida por las potencias occidentales, quienes ayudaron a la evacuación (se Siria e Irak). Lo que significa que la inestabilidad y el crimen organizado, se desarrollará planificadamente en una nueva área geográfica (en este caso, en Africa).