Mie. 08. Abr 2020, Santa Fe - Argentina
Opinión

COMENZÓ LA “ERA BOLSONARO”

COMENZÓ LA “ERA BOLSONARO”

Una asunción que afectará a toda Sud América...

RÍO DE JANEIRO-BRASIL  Brasilia fue una auténtica ‘ciudad tomada’, o ‘ciudad ocupada militarmente’. Un hecho inédito para una democracia, pero que evidencia el rumbo del nuevo gobierno con la asunción de Jair Bolsonaro.

La capital mostró un espectacular (y mensajero local y regional), mega-operativo de seguridad que incluyó a 12.000 efectivos de la Policía Federal y de las Fuerzas Armadas.

Debería haber sido una fiesta de la democracia y sirvió para mostrar el pensamiento militarista del nuevo mandatario.

Se trató de una muestra de policías y soldados desplegados, no para ‘cuidar’ la democracia, sino para que ella se vea derrotada y sumida ante un sensacional despliegue en una militarizada. No solo se dispusieron uniformados por todos lados, sino que se sacaron a las calles vehículos militares, francotiradores (¿?) en terrazas de edificios públicos, blindados y helicópteros. Y como si todo ello no fuera demasiado, se alistaron cazabombarderos listos para despegar (¿?) ante cualquier amenaza.

También se llevaron adelante allanamientos y detenciones “preventivas” de opositores a Bolsonaro, que se expresaron por las redes sociales (¡). Se entiende ello, si se tiene en cuenta que Bolsonaro ganó con un discurso fascista, violento, racista, de mano dura contra la delincuencia, y reivindicando a la criminal dictadura cívico-militar de 1964 a 1985.

El nuevo mandatario es un excapitán de la reserva del Ejército; quien logró el 56% de los votos en las elecciones de octubre. Prestó juramento en la sede del Congreso, y se transformó en el trigésimo octavo presidente de la República Federativa de Brasil.

Recorrió la Explanada de los Ministerios (céntrica avenida de Brasilia), en un Rolls Royce "Silver Wraith" sin capota, que fuera obsequiado tiempo atrás por la monarquía británica. Todo un mensaje mundial de alineamiento, tras manifestarse amigo íntimo de los gobiernos de Donald Trump (EEUU) y de Benjamin Netanyahu (Israel).

Tras estar en el Parlamento, Bolsonaro se dirigió al vecino Palacio presidencial de Planalto, donde recibió la banda de manos del gobernante saliente, Michel Temer.

Allí pronunció su segundo discurso, recibió el saludo de las autoridades extranjeras y encabezó la ceremonia de asunción de sus 22 miembros del Gabinete. En el mismo se cuentan 5 altos oficiales de las Fuerzas Armadas y otros 4 han estudiado o trabajado en el Ejército. Se inició la era Bolsonaro que tiene mandato hasta el 1° de enero de 2023.