Jue. 04. Jun 2020, Santa Fe - Argentina
Argentina

GRAVE ACUSACIÓN PARA JEFE POLICIAL

GRAVE ACUSACIÓN PARA JEFE POLICIAL

Otro policía santafesino que termina recorriendo los tribunales...

ROSARIO-ARGENTINA  Otro caso que ensucia a la institución policial. Un hecho reiterado en los últimos años, que casi se ha transformado en una constante.

En esta oportunidad, se le endilgan al uniformado abuso sexual y agresiones. Se trata de un alto jefe de la Unidad Regional XVIII, con asiento en la ciudad de Sastre. Ha sido identificado como Marcelo A.G. (45 años), jefe de Criminalística de la Policía de Investigaciones del departamento San Martín (mapa, ubicación en provincia de Santa Fe).

Fue detenido, acusado de violación, agresiones y amenazas con armas contra dos mujeres. Las mismas tuvieron una relación sentimental con él (en forma paralela). Todos los involucrados en los hechos habitan en Sastre (localidad de veinticuatro mil habitantes). Por ahora no existe plazo para su libertad, según el pedido y decisión de la fiscal Rosana Marcolín y el juez Pablo Staiger.

El los Tribunales sastrenses se desarrolló la audiencia (a puertas cerradas por tratarse de delitos de índole privada). Fue trasladado el imputado, asistido por la defensora pública Gisela Alemandri, y las víctimas (acompañadas por familiares y representantes de la agrupación Mujeres por la Matria Latinoamericana –Mumalá- de San Jorge).

Las acusaciones son de haber golpeado y abusado sexualmente de las dos mujeres con quienes tuvo relaciones sentimentales y a las que amenazó con armas. En una de las acusaciones se indica que "a una de las víctimas la quemó con un cigarrillo e incluso le provocó un corte en un brazo con un cuchillo".

Los delitos fueron cometidos en San Jorge y calificados por la fiscal como abuso sexual con acceso carnal agravado, lesiones leves dolosas, amenazas coactivas reiteradas y amenazas calificadas. Todos atribuidos en concurso real y en un contexto de violencia de género.

Trascendió que el agente del orden con una de ellas convivía; y con la restante mantenía encuentros esporádicos. También que abusó de reiterados los ataques físicos y de índole sexual. Usaba su arma reglamentaria como armas blancas". Todos los hechos ocurrieron este año, entre marzo y agosto (con una) y de marzo a noviembre (con la otra).