Lun. 21. Oct 2019, Santa Fe - Argentina
Opinión

LOS DRONES Y LA ECONOMIA MUNDIAL

LOS DRONES Y LA ECONOMIA MUNDIAL

Inesperado golpe para los mercados...

SANTA FE-ARGENTINA  (PrensaMare)  La noticia de los ataques a las refinerías sauditas, a manos de yemenitas sorprendió al mundo. Mucho más cuando se demostró que fueron burlados los mecanismos de defensa de ese país, provistos por EEUU, y que las consecuencias produjeron un sacudón en el precio del petróleo y la economía mundial.

El país más empobrecido de Asia fue capaz de producir un hecho económico imprevisto para el poderoso occidente. Toda su capacidad militar, diplomática, comercial, económica y financiera cuestionada por 10 drones…

Una decena de naves no tripuladas que partieron de un pobrísimo territorio asesiado, bombardeado, aislado, rodeado y criminalizado por la monarquía saudita (y sus aliados).

Los incendios sobre las 2 refinerías de la petrolera estatal saudita, que son las más grandes del mundo le paralizan su producción por un mes. Y le hacen bajar la producción general a la mitad de barriles que lanzan al mundo. Fiel  ello, el capitalismo no dudó en hacer valer sus ‘derechos’ e incrementó el precio del barril para todo el mundo.

Las refinerías ya están en reconstrucción, EEUU decidió hacer uso de sus reservas petroleras para evitar desabastecimientos, las multinacionales ganan más dinero, los países que compran petróleo pierden más dinero. En unas semanas –posiblemente- todo estará “normalizado”.

El tema está en que un pueblo agredido salvajemente por Arabia, sus aliados y EEUU desde 2015, ha puesto en riesgo la “normalidad” petrolera mundial; y con ello las economías integradas y dependientes. Pero también ha afectado a las economías de las potencias occidentales.

Lo ha logrado el ataque yemení. Un pueblo que desde 2015 hasta ahora ha aportado más de 140.000 civiles muertos por la demencial actitud saudida de considerarse con derecho a convertirse en “representante” regional del imperio anglosajón.

El ataque militar de militares de Yemen junto al movimiento popular Ansarolá ha significado un antes y un después en esta agresión saudita.

Desde hacía un tiempo Ansarolá había comenzado a atacar objetivos militares y puertos de Arabia Saudi, burlando sus sistemas de seguridad. Pero nadie imaginaba una acción de semejante audacia y capacidad militar.

Desde EEUU ha intentado responsabilizar del hecho a Irán, como una forma de agregar más tensión y justificar alguna acción militar contra este país. También para engañar al mundo en cuanto a lo que ocurre en Yemen. Y particumarmente para ocultar que su pueblo resiste dignamente la agresión criminal que sufre desde 2015.

Los drones que atacaron las refinerías han sacudido las entrañas de Washington, Londres, Riad, y Tel Aviv. Los responsables de enviar esos drones han dicho que están dispuestos a una tregua, al diálogo y a detener sus ataques. Por primera vez desde 2015, Yemen se presenta en el contexto mundial desde otra posición y con exigencias.

Hasta el momento la hipocresía occidental y la ineptitud de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), han sido incapaces de re-pensar sobre Yemen.

Ese mismo organismo internacional reconoce que se asiste a la mayor crisis humanitaria del planeta. Sin remedio y sin comidas. Con aislamiento a causa de un bloque terrestre y marítimo. Con más del 75% de su población (que es de 30 millones) necesitada de asistencia humanitaria. Con 10 millones en situación de hambre. Donde –además- le instalaron el cólera…

Recapacitará occidente? O apostará por una ‘solución’ militar?