Jue. 02. Jul 2020, Santa Fe - Argentina
Mundo

“VENEZUELA AID LIVE” Y LA CORRUPCIÓN

“VENEZUELA AID LIVE” Y LA CORRUPCIÓN

Vergüenza a nivel internacional...

BOGOTÁ-COLOMBIA  (PrensaMare)  Con una amplia publicidad y cobertura mundial, antes y durante, el 22 de febrero de 2019 se desarrolló un encuentro musical en Cúcuta (Colombia).

Fue organizado por el multimillonario británico, Richard Branson (poseedor de una fortuna estimada en más de 5.000 millones de dólares), quien convocó a “figuras” del ambiente musical americano y español, para un festival ‘solidario’.

En verdad, más que para recaudar fondos (que se destinarían como “ayuda solidaria” a venezolanos), se trató de todo un montaje en contra del gobierno de Nicolás Maduro, utilizando a los cantantes.

Inclusive, en concordancia con los intereses del imperio estadounidense, todos los protagonistas coincidían en usar el mismo discurso y vocabulario que se fijaba desde Washington.

El evento se hizo y el paso del tiempo ha dejado al descubierto que además de defender el injerencismo estadounidense, se trató de un mega-evento de corrupción.

Téngase presente –en comienzo-, que nadie en Venezuela solicitó esa tan mentada “ayuda solidaria”.

En medio de este hecho que causa vergüenza se encuentra el autoproclamado “presidente” transitorio, el legislador venezolano Juan Guaidó, que cuenta con el decidido apoyo de la administración estadounidense.

Tras el evento, se intentó ingresar a Venezuela por la fuerza, violando la soberanía venezolana, con la excusa de entregar la “ayuda solidaria”. Al no poder superar la frontera, inlusive incendiaron parte de la “ayuda”, denunciando que ello había sido un atentado perpetrado por fuerzas de Maduro.

El paso de los días y los videos, demostraron que las quemas de esas “ayudas” solo podían provenir de los propios responsables del evento, pues ellos eran los que… custodiaban la “ayuda”.

Así, el evento y toda la maniobra se transformó en un hecho escandaloso. Para peor, la Cruz Roja y la Media Luna Roja en Colombia informaron a la opinión internacional, que ellos no participarían en la entrega de “ayuda” alguna en Venezuela.

El 17 de junio, el Ministro de Comunicación venezolano, Jorge Rodríguez, con pruebas, denunció que Juan Guaidó, “se habría robado tres millones de dólares recaudados en el concierto Venezuela Aid Live”.

También acusan al opositor partido, Voluntad Popular, de robar los recursos asignados a sufragar los gastos de militares de la Guardia Nacional venezolana, que desertaron, como parte de la operación de “falso positivo” que intentaría introducir en territorio bolivariano, la denominada “ayuda económica” que supuestamente colapsaría al gobierno de Nicolás Maduro.

El gobierno venezolano ha conseguido capturas tomadas de la pantalla del teléfono móvil de colaboradores de Juan Guaido, donde las personas que se comunican refieren no alcanzarles el dinero para contratar a sicarios provenientes de países vecinos para promover la desestabilización en Venezuela. Comprometiéndose a pagar entre 500.000 y 700.000 dólares diarios para concretar las acciones.

Los militares venezolanos desertores se quejan que no se les paga (¡); responsabilizando de ese “abandono” a Guaidó: «Estamos a la deriva, nadie de nuestro ‘presidente encargado’, que nosotros lo apoyamos 100%, ninguno de ellos se ha acercado aquí», afirmó un desertor.

Entre los artistas que participaron en el “Venezuela Aid Live”, se encontraron los golpistas José Luis Rodríguez, el “Puma”, y Ricardo Montaner, ambos evangélicos radicados en Miami (EEUU); Nacho, el español evasor Alejandro Sanz, y el colombiano Juanes (también habitante de Miami),que parece no conocer los datos oficiales de supaís en cuanto a que en Cúcuta existe un 43 por ciento de miseria extrema…