Vie. 13. Dic 2019, Santa Fe - Argentina
Deportes

BOCA JUNIORS - ARGENTINOS JUNIORS 1-1

BOCA JUNIORS - ARGENTINOS JUNIORS 1-1

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  (PrensaMare)  Era ‘el’ partido de la jornada, pues se enfrentaban los punteros. Pero además, era un juego donde Juan Román Riquelme estaría en su lugar, observando el juego junto a su hijo, y el oficialismo ‘herido’ por lo que consideran una “traición” suya al ser candidato en una lista opositora.

El oficialismo necesitaba que Boca Juniors venciera a Argentinos Juniors; pero fue 1-1. También necesitaba que Riquelme pasara desapercibido (¡); y no pudo lograrlo.

Por dos motivos: Porque Riquelme es el ídolo más grande de la historia boquense; y porque el oficialismo está duramente cuestionado por los simpatizantes.

Está claro que las elecciones de 9 de diciembre en Boca, están pensando más que el juego mismo del equipo. Lo que no es poco decir para semejante club. Tanto que el oficialismo –al producirse el arribo de Riquelme a la playa de estacionamiento- hizo ‘aparecer’ una lluvia de papelitos. Eran dólares con su imagen.

Una forma de tratar de atacarlo…

Pero ello no pudo frenar el respaldo de los simpatizantes para con él. Tampoco pudo impedir el oficialismo que su apareción generara el clásico cántico de “Riquel..., Riquel...”. Pero lo peor para el actual mandatario, el radical-macrista Daniel Angelici, fue que desde otro sector de la tribuna naciera el: “Angelici botón, Angelici botón, son un hijo de p..., la p... madre que te parió”.

Respecto al partido, chatura total.  Algo de Mac Allister en un equipo que está lejos de motivas; ni áun cuando gana.

Hasta que llegó el sopresivo empate visitante (de Santiago Silva) por parte de un equipo que no había generado ninguna situación de gol.

Una situación que hizo reaparecer más insulatos a algunos futbolistas y a los actuales dirigentes. Y la sorpresa de los simpatizantes fue mayúscula cuando Gustavo Alfaro sacó a… Alexis Mac Allister.

Todo previsible, según el esquema del actual entrenador. Una tarde semigris para un Boca que debería estar para más.