Mie. 24. Abr 2019, Santa Fe - Argentina
Europa

FRANCIA: SI EL GATO NO ESTÁ, BAILAN LOS RATONES…?

FRANCIA: SI EL GATO NO ESTÁ, BAILAN LOS RATONES…?

Con Macron en el exterior, los "chalecos amarillos" protestan...

PARÍS-FRANCIA  Mientras Emmanuel Macron asistía a Argentina, a la Cumbre del G-20, los franceses continúan con sus reclamos. No le dan tregua. Y debieron intervenir las fuerzas de seguridad francesas, que usaron gases lacrimógenos contra miles de manifestantes antigubernamentales llegados a los Campos Elíseos de París.

Se trata de una nueva jornada de protesta de los “chalecos amarillos”. Estos hechos son la continuidad de las acciones violentas en la misma avenida, una semana atrás.

El primer hecho del sábado, que abría una jornada difícil se prodjuo cuando los protestantes se instalaron en el Arco del Triunfo (zona alta de los Campos Elíseos).

Allí se lanzaron gases. Inmediatamente se cortó el tránsito en los Campos Eliseos, pero ello no impidió los agrupamientos y protestas.

Este sábado es el “día 3” de las protestas antigubernamentales en esta capital. La primera el 17 de noviembre, seguida el 25 con disturbios en los Campos Elíseos.

Según los sondeos de opinión, 2 de cada 3 franceses apoyan a los "chalecos amarillos", que piden mejora del poder adquisitivo, menos impuestos y la baja del precio del carburante.

La policía se instaló con permanentes controles en la zona de Campos Eliseos, y algunos comerciantes dispusieron placas de madera frente a sus locales. El ministerior del Interior decidió movilizar a 5.000 efectivos (entre uniformados y de civil) en París, para actuar preventivamente.

A todo ello, la gestión de Macron se mantiene indiferente a los reclamos  y reivindicaciones de los ciudadanos. Ha dicho que quiere dialogar, pero las muestras suyas son bastante difusas.

Inclusive sus anuncios para limitar el impacto de las tasas al carburante, y referir al "gran diálogo", no ha convencido a nadie.

Mientras tanto, en diferentes sitios del país se producen acampes de protestas, aunque los medios poco y nada de difisón le otorgan.

Macron hace 18 meses que asumió y semana a semana se ve esmerilada su imagen, con fuerte caída de su inicial (y desmedida) popularidad.

El 17 de noviembre se movilizaron en el país alrededor de 300 mil personas. La segunda superó las 100 mil.