Mie. 14. Nov 2018, Santa Fe - Argentina
Economía

DE BOLETAZO EN BOLETAZO

DE BOLETAZO EN BOLETAZO

No se detienen lo aumentos en transportes argentinos...

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  Como pocas veces se ha visto, el dinero para el transporte público ha alcanzado el rango de preocupación. Se convirtió en un porcentaje elevado dentro de los salarios cada vez más atrasados.

Ocurre que las promesas de Mauricio Macri en cuanto a que llevaría a la “pobreza cero” y a terminar con “la inflación”, no solo que no se han cumplido, sino que se agudizan mes a mes. La calidad de vida de los ciudadanos está cada vez más afectada.
El 2018 comenzó con el cálculo del Gobierno de una inflación anual del 10%. Dias después que le aprobaron el Presupuesto, hicieron un “re-cálculo” (¿?) y elevaron el pronóstico al 15%. Un 50% (¡) más…

Finalmente ya se estima que la base inflacionaria será del 43%... Lo que significa que para agosto de 2018, el 27,3% de los ciudadanos se encuentra por debajo de la línea de pobreza.
Esto ha sido “un logro” de Macri, sin que el país fuera invadido (como Libia), ni en guerra (como Siria), ni bombardeado (como Pakistán), ni en guerra comercial (como China), ni nada por el estilo. Macri aplicó un plan, y aquí están sus consecuencias.

Con el kilogramo de pan a casi $ 90; con el kilogramo de papa a $ 35; con la harina leudante a $ 47; con el kilo de tomate a $ 100… Y el dólar (sin “cepo”) a $ 37, con el Estado pagando (“para controlarlo”), tasas escandalosas del 70% anual, lo que significa que los bolsillos argentinos afrontan un pago diario de intereses de… 1.000 millones de pesos
El mes de octubre comenzó con remarcaciones elevadas en supermercados; con aumentos en gas, naftas, peajes, medicina prepaga y electricidad. Con una predicción para el 2019 de parte del Fondo Monetario Internacional, más que preocupante: un 21% anual de inflación y la desocupación llegando al 11%. Datos aportados por quienes son los responsables de lo que sucede, por lo que se considera que dichos valores terminarán siendo superiores.

A todo ello, tal como lo había anunciado el Ministro de Transporte, se produjo el tercer “aumento programado” en sólo 3 meses (el sexto del año). Elevando el boleto mínimo a $ 13 (en enero valía $ 6). En menos de un año aumentó un 117%.
Ello para los ómnibus. Pero también se incrementó el pasaje ferroviario. Porque las líneas Mitre, Sarmiento y San Martín, tienen el mínimo en $ 8,75 (en enero era de $ 4; un alza del 118%).

En la línea Roca fue de $ 2 pasó a $ 4,75; en el Belgrano Sur y el Belgrano Norte, también subió, de $ 2 a $ 5,50. Y en la línea Urquiza, de un enero donde costaba $ 2,20, creció un 161%: $ 5,75.
De esta forma el gobierno logra avanzar en su mega-transferencia de recursos desde los sectores menos pudientes y más numerosos a favor de los grupos concentrados. Y no debe olvidarse la vergonsoza maniobra para compensar a las productoras y distribuidoras de gas Un hecho inédito en el mundo, para poner más plata en los bolsillos empresariales.
Se asiste a un minado del futuro en todos los sectores y áreas en que interviene el Estado o deja actuar a los privados. Le hipotecan el futuro a quien venga a gobernar en décadas venideras.