Lun. 21. Oct 2019, Santa Fe - Argentina
Economía

“SI, SE PUEDE”: DESOCUPACIÓN EN 2 DÍGITOS

“SI, SE PUEDE”: DESOCUPACIÓN EN 2 DÍGITOS

Pesada herencia del macrismo...

SANTA FE-ARGENTINA  (PrensaMare)  Mauricio Macri lo ha logrado. Con sus políticas, llevó la desocupación argentina al 10,6%. La había recibido en diciembre de 2015, en el 5,6%.

El aumento no es causual ni consecuencia de ‘errores’, sino de una planificada política capitalista.

La falta de trabajo genera inseguridad, y el trabajador –por miedo a percerlo- cede derechos y acepta cobrar menos. Así, se genera un ejército de desocupados que presiona sobre los que tienen trabajo, lo que hace reducir el valor de la mano de obra. Cuestiones simples del capitalismo…

Por ello el INDEC (en manos macristas) no oculta los datos generales. Se sienten satisfechos por su política y la muestra como un “logro” ante el poder local e internacional. Demuestran que son capaces de hacer bien los deberes…

La tasa de desempleo del organismo estatal indica que el desempleo aumentó en el segundo trimestre del 2019 a un 10,6 % (un 1% más respecto al mismo período del año anterior). Es así que Macri y sus socios políticos han generado otros 250.000 desocupados nuevos.

Es así que 1 de cada 10 argentinos está desocupado; ya son más de 2 millones de personas en todo el país sin empleo. Se trata del número más alto de los los últimos 14 años.

Pero ello no es todo, pues la subocupación (refleja a quienes están empleados pero desearían trabajar más horas), ya está en el 13,1%. En el primer trimestre del 2019 era del 11,8%.

El aumento de la desocupación estuvo acompañado por un proceso de precarización laboral y la creció el período en que las personas buscan empleo sin éxito.

Al analizarse donde más golpea esta situación, se encuentra en que creció entre las mujeres de 14 a 29 años, llegando a existir una desocupación del 23,4%.

A la cabeza de estos datos se encuentran Mar del Plata (13,4%), Gran Córdoba (13,1%), Salta (12,7%), conurbano bonaerense (12,7) y el Gran Rosario (10,6%). Es la consecuencia de la fuerte caída industrial.