Vie. 06. Dic 2019, Santa Fe - Argentina
Notas

COLOMBIA: DISIDENCIA DE LAS FARC RETOMA LAS ARMAS

COLOMBIA: DISIDENCIA DE LAS FARC RETOMA LAS ARMAS

Dolorosa y preocupante noticia...

BOGOTÁ-COLOMBIA  (PrensaMare)  Una dura noticia para los colombianos. Porque un sector de las que se llamaban FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), decidieron retomar las armas.

Iván Márquez, quien fuera el jefe negociador de las FARC en los diálogos con el Gobierno y con paradero desconocido (desde hace un año), reapareció en un video junto con otros excomandantes de la extinta guerrilla para anunciar “una nueva etapa en la lucha armada”.

Este es el primer resultado del fracaso del gobierno en la implementación de los acuerdos de paz. Los mismos fueron sellados hace 3 años, pero la guerrilla (los desmovilizados) tras entregar las armas, solo recibió ataques, crímenes y la indiferencia estatal.

“Nunca fuimos vencidos ni derrotados ideológicamente. Por eso la lucha continúa. La historia registrará en sus páginas que fuimos obligados a retomar las armas”, afirma Luciano Marín (el verdadero nombre de Iván Márquez).

En las imágenes se lo observa rodeado por una veintena de hombres armados, entre los que se encoentranban Seuxis Paucias Hernández (conocido como Jesús Santrich), y Hernán Darío Velázquez (El Paisa, que lideró la Columna Móvil Teófilo Forero).

“Anunciamos al mundo que ha comenzado la segunda Marquetalia [lugar donde nacieron las FARC] bajo el amparo del derecho universal que asiste a todos los pueblos del mundo de levantarse en armas contra la opresión”, expresó Márquez en una grabación de 32 minutos.

Allí sostiene que hablan desde algún punto del río Inírida (región amazónica del sureste del país, cerca de las fronteras con Venezuela y Brasil). Sin embargo algunos medios –intentando provocar un conflicto internacional-, rápidamente sostuvieron que se encuentran en suelo venezolano.

Márquez vestía de verde militar, con pistola en la cintura. Sostuco que la decisión de volver a las armas “es la continuación de la lucha guerrillera en respuesta a la traición del Estado al acuerdo de paz de La Habana”. También agregó que buscarán alianzas con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El Gobierno de Iván Duque, ha heredado políticamente al ultraderechista expresidente Álvaro Uribe, que ha sido y es el más duro y contrario a la negociación y al acuerdo firmado.

Las FARC sellaron el acuerdo y el proceso de paz, entregando sus armas (aunque sectores internos se negaron a ello, y no se desmovilizaron). Tras quedar desarmadas, se convirtieron en un partido político, disponiendo de 10 escaños garantizados como parte del acuerdo de paz.

Desde hacía un tiempo, Márquez, Santrich (tras ser liberado tras meses de encarcelamiento) y El Paisa, abandonaron los espacios de reincorporación en razón de no contar con seguridad física y jurídica. Esta decisión más el fracaso en la implementación desde el gobierno por lo comprometido, ha llevado a que surgieran disidencias inclusive en quienes se habían desmovilizado y desarmado.

Una de estas fuerzas está dirigida por Gentil Duarte, aunque no se sabe si está en contacto con Márquez. Algunos de los disidentes plantearon que la única forma de lograr que el gobierno cumpliera lo pactado era manteniendo las armas en su poder.

Santrich y su encarcelamiento por un año fue el mejor ejemplo en el sentido que desde el Estado se buscó la forma de incumplir lo firmado. Él sufría un pedido en extradición por Estados Unidos. Fue liberado y luego reclamado por la propia justicia que ahora lo considera ‘prófugo’.

Márquez había llegado a ser el 'número dos' de las FARC, y desde hacía un tiempo (luego de la firma de los acuerdos) mantenía diferencias con el jefe máximo de los rebeldes durante los diálogos, Rodrigo Londoño ( Timochenko), que se convirtió en el presidente del partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (que heredó las siglas de la guerrilla).

Tras conocerse el video, fue el propio Londoño quien afirmó que ellos “Los firmantes de la alocución rompieron públicamente con el partido, protocolizaron su renuncia y asumieron las consecuencias de sus actos". Agregando: "No compartimos ninguno de los términos de la alocución. Proclamar la lucha armada en la Colombia de hoy constituye una equivocación delirante".

Márquez afirmó que la nueva insurgencia, toma el nombre y símbolos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia; que no tiene como objetivo soldados ni policías "respetuosos de los intereses populares", sino que será "esa oligarquía excluyente y corrupta, mafiosa y violenta que cree que puede seguir atrancando la puerta del futuro de un país". Afirmando que el Estado conocerá "una nueva modalidad operativa... Solo responderemos a la ofensiva".

Agregando que buscarán "el diálogo con empresarios, ganaderos, comerciantes y la gente pudiente del país, para buscar por esa vía su contribución al progreso de las comunidades rurales y urbanas". También denunció los asesinatos de líderes sociales y exguerrilleros con posterioridad a la firma del acuerdo.

Un informe efectuado…: por una organización intermedia indica que actualmente existen grupos disidentes (de la guerrilla) en 85 municipos. Que están agrupados en 23 estructuras, y que sus efecticos superan los dos mil. Ello en razón que en los últimos tiempos se les han sumado más de 250 nuevos guerrilleros.

Junto a Iván Márquez y Jesús Santrich, otros 11 comandantes se han retirado del acuerdo de paz en el último año.