Mar. 21. Set 2021, Santa Fe - Argentina
Europa

NORD STREAM 2: ROTUNDO FRACASO DE EEUU (APENAS DISIMULADO)

NORD STREAM 2: ROTUNDO FRACASO DE EEUU (APENAS DISIMULADO)

MILANO-ITALIA  (PrensaMare)  Resulta común que muchos consideren a EEUU como el impulsor de los máximos avances tecnológicos, comunicacionales y de transportes en el mundo. Sin embargo, ello ocurre así, solo y exclusivamente cuando dicho país y/o sus multinacionales tienen intereses y beneficios en juego.

Cuando no ocurre así, es justamente, el principalísimo opositor a cualquier avance que se intente llevar adelante en algún lugar del mundo.

En este caso que nos ocupa, durante años, existieron fortísimas presiones y maniobras por parte de Estados Unidos para bloquear el oleoducto Nord Stream 2. Para lo cual, no han dudado en apelar a cualquier tipo de campaña mediática en contra de Rusia.

Se trató de un durísimo accionar desarrollado durante 5 años, que –todo indica- ha terminado en un nuevo fracaso estadounidense, y a la vez en un triunfo ruso y de sectores de poder europeos.

Desde Washington alegaban que el gasoducto era una ‘maniobra’ rusa para penetrar en Europa. Si ello era así, quienes debían defenderse eran los europeos...

Pero lo cierto es que se trata de una herramienta fundamental para el futuro de Alemania. Ocurre que este país, una auténtica potencia mundial y de liderazgo europeo, necesita el gasoducto para tratar de subsanar los mayúsculos errores en política energética que impuso la canciller Angela Merkel. Ello en razón que puso fin a la energía nuclear en su país (después que un tsunami en Japón destruyera tres reactores mal ubicados). A consecuencia de ello, Alemania necesita urgentemente del gas ruso; es la única forma en que puede evitar que los altos precios de su electricidad (continúen aumentando), influyendo en la producción y la economía.

Este nuevo oleoducto evita atravesar Ucrania. De esta forma, ni Rusia, ni Europa van a estar condicionados a las autoridades ucranianas que decidieron alinear a su país de manera total a la geopolítica de Washington. Con lo cual, un gasoducto que atravesara dicho país, le otorgaba a EEUU el poder de presionar y/o chantajear a la Unión Europea y a Rusia.

Por ello el proyecto evitó a Ucrania y fue tendido por el fondo del mar Báltico; además evita tener que abonarle a los ucranianos por ese paso.

Según trascendió, recientemente Merkel viajó a EEUU y se reunió con el presidente Joseph Biden. El tema principal fue el del gasoducto Nord Stream 2. Alemania logró destrabar el tema, pero debió acordar en base a 4 puntos. Así, ambos países invertirán 50 millones de dólares en tecnología verde y energías renovables en Ucrania (¿?). Alemania apoyará las conversaciones sobre energía en la Iniciativa de los Tres Mares (foro diplomático de Europa Central). Los 2 países le ‘garantizan’ (¿?) a Ucrania que continúe recibiendo 3.000 millones de dólares anuales por el tránsito del gas ruso (como ocurre actualmente con otros antiguos gasoductos). En este aspecto, lo que pretende Washington es que ese monto lo abone Rusia (¿?).

En lo referido a ‘inversión’ en tecnología verde, ello no es otra cosa que conseguir que empresarios de EEUU y de Alemania terminen comprando empresas privadas de dicho país; o lo que es lo mismo, más que una ‘inversión’, una desnacionalización de firmas...

Lo concreto es que esta ‘dureza’ estadounidense constituye apenas un burdo disimulo de su derrota ante Rusia (y Alemania). Esta situación –prácticamente de ‘olvidarse’ de Ucrania-, ha generado reacciones contrarias a Biden en EEUU y en el lobby ucraniano en el Congreso.

El tema es delicado y es por ello que la influyente prensa estadounidense ha decidido no tratar en profundidad el tema. Inclusive desde la embajada de EEUU en Kiev, mantuvieron reuniones con el gobierno ‘recomendando’ que no se hable más del tema.

Lo concreto es que Ucrania se siente “traicionada” (¿?) por EEUU, pero deberían haber comprendido en el momento que ellos eran el simple jamón del sándwich...

También deberían haber considerado que más tarde o más temprano, EEUU resultaría derrotado en esa puja. En cuanto a las autoridades ucranianas, ahora comprenden que mostrarse ‘demasiadas’ enojadas con Washington no hace más que empeorar la situación, pues Ucrania se ha vuelto en un país dependiente de Washington.

Lo concreto está en que la derrota estadounidense ha golpeado duro en el interior político ucraniano. El tema está en que no pueden hacer absolutamente nada, porque no están en condiciones de afectar las relaciones bilaterales con EEUU. No han sido consultados y además, Biden les mando a decir que ‘cierren la boca’ (¡).

Hablando del gasoducto Nord Stream 2, el mismo ya está listo en un 96%. Lo que evidencia que mientras EEUU y toda la prensa occidental atacaban a Rusia, las obras continuaron desarrollándose. Inclusive ya se habla que las primeras pruebas comenzarán a más tardar en septiembre. Y, estimando que todomarche bien, para finales de año, comenzará la entrega de gas a Europa occidental.

Mientras tanto, ya está en marcha el proyecto del Nord Stream 3...