Vie. 14. Ago 2020, Santa Fe - Argentina
Economía

A VICENTÍN LE PEGARON DE PUNTÍN

A VICENTÍN LE PEGARON DE PUNTÍN

SANTA FE-ARGENTINA  (PrensaMare)  Como no podía ser de otra manera, todo lo que está mal en derredor de algo es difícil re-componerlo. Y todo lo que se haga va a terminar mal.

Esta es una regla (casi) general, y no escapó de ello el Grupo Vincentín. Recordemos que se trata de un conglomerado de empresas, donde sus (i)rresponsables generaron una mega deuda (impagable), el dinero desapareció, recibieron graciosos y fáciles créditos de sus amigos del macrismo y llevaron al grupo a la inviabilidad, burlándose de miles de acreedores en el país y el exterior.

Frente a ello, el gobierno nacional buscó preservar las fuentes laborales, sus actividades y tratar de salvar lo salvable y ponerle llave a lo insalvable. Inmediatamente la derecha, el neoliberalismo y el antiperonismo salió a cacarear en “defensa de la actividad privada”, y protestaron contra el accionar del gobierno.

Es así que hasta organizaron marchas en plena pandemia (y prohibilición de ello), en defensa… de un grupo de endeudadores seriales y fugadores de dineros como son los que han conducido al Grupo Vincentín.

De resultas de ello, con una pasmosa debilidad, el presidente Alberto Fernández intentó una autocrítica (¿?) afirmando que se “había equivocado” (¿?). Lo que evidenciaría que en el fondo y al final del camino, él coincidía con los que respaldan a los (i)rresponsables empresarios de Vicentín…

En medio de todo ello, con solicitadas, protestas, análisis, opiniones, y maniobras políticas con la oposición a la cabeza, el gobierno de la provincia de Santa Fe, liderado por Omar Perotti intentó “mediar”, buscando una forma de ‘salida’ sin que nadie se moleste (¿?). Algo imposible de lograr, porque en definitiva: o se está a favor de los empresarios responsables o se está a favor de los irresponsables y fugadores de dineros. Debiéndose recordar que el mayor acreedor local es el Banco Nación, o sea: todos los argentinos (porque Mauricio Macri le regaló dineros de todos los argentinos)…

Es así que se llega al final de julio, con lo esperado: un fracaso político. Todo lo que comienza mal, termina mal.

"Lamentablemente, no se logró acordar ninguna de las condiciones exigidas. Hemos decidido dejar aquí la negociación. Es un capítulo cerrado". Así lo señaló el Secretario de Justicia de Santa Fe, Gabriel Somaglia. Con lo cual aceptó que la negociación con los directivos de Vicentin ha fracasado.

No se ha podido acordar la formación de un fideicomiso para ponerlo a cargo de la administración de la firma concursada (escandalosamente). A todo ello, mientras el juez Julian Ercolini en la causa Banco Nación lleva adelante sus actuaciones, el juez federal local –de Reconquista-, opera a favor de los dueños de Vicentín.

Éste, Fabian Lorenzini, está a cargo del concurso de acreedores de Vicentin, y no tuvo éxito (lo buscó?) entre los representantes del gobierno santafesino y los directivos de la firma. Con lo cual está cerrada la posibilidad de acuerdo en torno a la continuidad de la gestión y administración.

Desde el gobierno de Santa Fe habían pedido la intervención judicial de la firma (porque los mismos directivos acusados de vaciamiento y mala administración no podían seguir al frente de la misma). Fue allí que ofreció un fideicomiso para que se hiciera cargo de la firma (hasta tanto se concluyera la convocatoria de acreedores).

La idea era que los directivos vicentinistas dieran un paso al costado y que las acciones de la empresa fueran transferidas en administración al fideicomiso. Ante el fracaso, la provincia se retiró de la negociación.

Qué pedía los “empresarios”…

Extraoficialmente se conoció que los (i)rresponsables de llevar a Vicentín a esta situación caótica pretendían quedarse dentro de la empresa, con una participación minoritaria en el Directorio y en el capital; seguir ejerciendo la conducción; y en especial… que les garanticen (¿?) inmunidad penal.

Este último reclamo obedece a que ellos son concientes que si la justicia actúa correctamente (lo hará?), pueden terminar tras las rejas.

Dentro de esta ‘idea’, desde el Ministerio de la Producción santafesino y de parte de varios políticos del peso del gobierno provincial, estaban de acuerdo con que los (i)rresponsables de Vincentín, siguieran en sus cargos, como si nada. Pero a ellos se le había plantado el gobierno nacional, exigiendo que toda negociación que se hiciera tenía como prioridad que tales personajes estuvieran afuera de la conducción vicentinista.

Por lo cual…

Debe entenderse que el fracaso de la gestión Perotti es doble. Por un lado, no pudo convencer al gobierno nacional, y por el otro, no pudo hacer arrancar su fideicomiso.

Mientras existe un pedido de intervención judicial reclamado desde la Inspección General de Justicia santafesina. Y a todo ello el ciudadano común se pregunta: Y los balances de Vicentín? Y el dinero de todo lo exportado y vendido en el mercado local por años? Y el dinero que les regaló Macri?

Como diría un mago: “Nada por aquí, nada por allá”.