Martes 15 de Agosto de 2017 a las 20:30

futbol

POR LA PELOTA, DE AFGANISTÁN A ARGENTINA

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA Un futbolista afgano juega en el país. Se trata de Khyber Khan (20 años). Nació en Kabul, y siendo bebé (en 1997), su familia decidió emigrar. Se fueron a Peshawar (Pakistán), ciudad fronteriza con Afganistán. Ahora milita en el modesto General Lamadrid, cuyo estadio se ubica enfrente a la cárcel de Villa Devoto. Pero Khan proviene de Coventry, en el centro de Inglaterra, pues allí se radicó la familia tras una nueva mudanza (cuando él tenía 10 años). A los 14 se sumó a Coventrians FC, un equipo de fútbol recreativo. Pero más tarde se trasladó y asentó en Londres, para estudiar en el Barnet and Southgate College (relacionado con la Fundación del Tottenham Hotspurs mediante un convenio). En dicho establecimiento, son los técnicos de las inferiores del club, los que enseñan fútbol. Fue avanzando, hasta que finalizó la secundaria. Deseaba seguir jugando, pero ya no tenía edad como para sumarse a otro club. Por ello, junto a su padre buscaron un lugar donde hubiera muchos clubes. Y recalaron en la ciudad de Buenos Aires en el 2016, en otra de sus mudanzas familiares. Su padre se encargó que él consiguiera un lugar dónde afincarse, y posteriormente retornó a Inglaterra. Fue así que Khan comenzó a buscar club. Fue averiguando direcciones, y con apenas unas pocas frases aprendidas de memoria, fue recorriendo una decena de clubes, buscando una prueba. Las fue haciendo desde febrero de este año, hasta el presente, pero no ha logrado convencer. Posiblemente porque no entiende el idioma ni lo que le dicen sus ocacionales compañeros. Todo se le hace muy difíl, y él reconoce que se se apela mucho al físico y no hay tiempo para nada. Juega de volante por derecha; lo que antes se denominaba un “8”. Por unos meses más se quedará en el país, intentando que alguien lo fiche. Una aventura difícil, pues carece de contactos y de representante. Ël imaginaba que en la ciudad con tantos equipos, se le abriría una puerta. Por ahora no pudo. Lo único que ha logrado es convertirse en el primer afgano que busca jugar en el país.