Domingo 06 de Agosto de 2017 a las 14:34

generales

TRUMP Y EL INTERÉS DE LOS PETROLEROS

CALIFORNIA-EEUU Recientemente, la American Fuel & Petrochemical Manufacturers, con sede en Washington, le envió una carta al presidente Donald Trump. La misma, fue con copias a Rex Tillerson (Departamento de Estado), Wolbur Ross (Departamento de Comercio), Steven Mnuchin (Departamento del Tesoro), general Herbert McMaster (Asistente al Presidente para Asuntos de Seguridad Nacional) y Gary Cohn (Director, Consejo Económico Social). La entidad citada nuclea a los fabricantes estadounidenses de combustible y petroquímica. En su misiva le informan a Trump que las propuestas de más sanciones petroleras contra Venezuela podrían perjudicar a las empresas y consumidores de EEUU. Pero además, no ayudarían a resolver los problemas de la nación suramericana. El problema en…: curso preocupa a una veintena de refinerías que se abastecen del crudo pesado venezolano. Ellas, para poder trabajarlo, debieron realizar ajustes sustanciales (para el procesamiento). Indicando que practicamente no existen otras fuentes de suministro de este tipo de crudo. Por lo cual, el suspender las llegadas de petróleo venezolano, desestabilizaría el mercado mundial de hidrocarburos. En tal sentido, sostienen que si se suspenden esas compras y se sale a buscar cuotas adicionales de crudo pesado (en otros países), ello sería muy complicado y provocaría un incremento de costos que se traduciría en precios más altos para los consumidores. Pero además se presenta otro problema. Porque si se deja de venderle entre 50.000 y 75.000 barriles diarios de gasolina y gasóleo (a Venezuela), que le proveen las refinerías de EEUU, a ellas se les generaría otro problema adicional. Pues deberían salir a buscar de urgencia nuevos mercados para ese volumen. Lo que generaría posibles pérdidas. Y por el contrario, Venezuela no vería mayores dificultades en reemplazar ese suministro, efectuando sus compras en la Cuenca Atlántica. En definitiva, las refinerías estadounidenses salen a defender su negocio. Una situación que por su alcance y repercusión lo han dejado en claro al enviar copia de la nota envida a Trump, a las áreas de economía social, Departamento de Estado, a Comercio, al Tesoro y hasta al área de Seguridad Nacional. El tema está en ver si por el contrario, Trump, con el consejo de los halcones pentagonisnos, no ha realizado (antes) este análisis, y el objetivo es el de generar una crisis internacional de la cual consideran, que EEUU podría beneficiarse.