Sabado 05 de Agosto de 2017 a las 21:52

politica

BULLRICH: LO MEJOR DEL MACRISMO...

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA Para toda elección, los partidos ofrecen a la ciudadanía lo que consideran es lo mejor (o menos malo) y lo que más atracción puede provocar a la hora del voto. El macrismo, en el principal distrito electoral nacional decidió poner en cabeza como candidato a senador nacional a Esteban Bullrich… Por lo cual, el mismísimo presidente Mauricio Macri considera que es la “figura estelar”, sinónimo de su gestión nacional. El presidente entiende que el la mejor ‘oferta’, reconociéndole lo hecho (antes en el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires) y ahora desde el Ministerio de Educación nacional. Sin embargo, frente a semejante respaldo que constituye toda una muestra del ideario de Cambiemos, existen voces que consideran que lo de Bullrich es lamentable. Comencemos citando (simplemente eso: citando) que en todo el país, los gremios docentes han sido muy críticos de su gestión. Pero ahora se ha conocido un documento de la CADE (Campaña Argentina por el Derecho a la Educación), donde se analiza los más de 500 días de administración bullrichiana en Educación. Y en verdad que el funcionario no sale muy bien parado que digamos… Porque impuso el desfinanciamiento de la educación, reduciendo el presupuesto; aplicó la desjerarquización de las políticas en dicho ámbito; dispuso la subejecución presupuestaria; redujo el poder adquisitivo de los maestros y profesores; y desconoció la ley nacional. Ha sido –por cierto- el ejecutor del ataque planificado a la educación pública y al ajustazo que el presidente ordenó sobre ella. Su sucesor, el recientemente asumido Alejandro Finocchiaro, sigue en el mismo camino. Por lo que se debe entender con claridad que se trata de un plan político. Qué es la CADE? Se trata de un organismo conformado por más de 80 organizaciones no gubernamentales, decididas a defender el derecho a la educación, donde el Estado debe hacerse cargo. El análisis hecho por la misma parte de los datos que provee el propio Estado. En campaña electoral (y después también), Mauricio Macri prometió “calidad educativa”. Y se comprometió a la construcción de miles de jardines de infantes. En el 2017 el monto destinado a la construcción de ellos ascendía a los 5.592 millones de pesos (el 3,5% del presupuesto que recibió el Ministerio). Sin embargo en los primeros 6 meses sólo se ejecutados 506 millones de pesos (el 9%). Para este año apenas se piensan realizar 268 jardines; de los cuales 215 (un 80%)… carecen de ejecución presupuestaria. Es decir que al ritmo macrista, apenas se van a contruir en su gestión, el 10% de los jardines prometridos. Y lo que es peor: no se resolvió el tema de las vacantes. Para acceder a “calidad educativa”, debe estar asegurada la formación. Pero el gobierno de Cambiemos le aplicó una reducción del 25% al presupuesto del INFOD (Instituto Nacional de Formación Docente). El el 2016 la participación era del 4,7% (en el presupuesto del Ministerio); en el 2017 es del 3,8%. Otro dato interesante…: y por demás de demostrativo es que la relación deuda/educación. Se trata de una variable que demuestra que por cada peso gastado en educación, cuánto se destina a deuda. Es así que en el 2015 la relación fue de 1,04; en el 2017 se eleva a 1,55. Ello significa que un 55% más que los recursos pàra educación, se transferirá a los acreedores del Estado. El macrismo dice que aumentó el presupuesto en educación del 2016 al 2017. Es verdad; lo hizo en un 8%. Pero a causa de la inflación, en término reales sufrió una caída (mínima) del 7%. Pero si ello no alcanza para comprender cómo al gobierno no le interesa invertir en educación, aparece otro dato interesante. En 2015 la participación de gasto público sobre el gasto público total, fue del 7,4 por ciento. En el 2017 está en el 6,8%. Una baja interanual (de pérdida presupuestaria) del 13%. La entrega de…: computadoras a los jóvenes en el secundario, también fue afectada por el ajustazo. Ante las protestas, Bullrich decidió “rectificar” y el Plan Nacional de Educación Digital tenía en diciembre de 2016, un fondo de 7.200 millones de pesos. Pero en abril de 2017 se publicó en el Boletín Oficial, que la partida presupuestaria pasaba a 6.000 millones. Una baja del 16%. Y cumplidos 6 meses de este año, apenas se ejecutó el 15% de tal suma. La promesa macrista de 2016, de entregar 800.000 computadoras (Provisión de Equipamiento Tecnológico para el Nivel Secundario), también fue un engaño. En enero de 2017, la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops) gestionaba la compra de “550.000 netbooks educativas, a pedido del gobierno nacional”. Ello significa una sustancial baja de 250.000 equipos menos. O lo que es igual a que un cuarto de millones de estudiantes no accederán a las mismas… Inclusive contando con financiamiento del BM (Banco Mundial), el gobierno cambió el destino de recursos, para desfinanciar el importante Programa de Mejoramiento de la Educación Rural (Promer; financiado por el BM). Este es un ataque directo a las economías regionales. Porque Macri le quitó 35 millones de pesos (que pasaron a la Secretaría de Evaluación). Otro profundo cuestionamiento de la CADE es el referido a las evaluaciones censales anuales, que el macrismo presenta como un ‘logro’ para avanzar en “calidad educativa”. El organismo explica que “No tendría como objetivo principal generar insumos para diseñar mejoras en los procesos de enseñanza desde el sistema y las escuelas, sino que, por el contrario, ese tipo de información se utilizaría para comparar y rankear a las escuelas con datos actualizados todos los años. Un uso posible de esta modalidad de evaluación anual y censal es dar señales a los usuarios (padres) respecto de la ‘calidad educativa’ de cada escuela de acuerdo a su puntaje en las pruebas, para que cada uno pueda elegir la ‘mejor escuela’, repitiendo el modo en que los consumidores, según un enfoque neoclásico, toman decisiones en los mercados en función del precio y otras señales relacionadas con los productos”. Finalmente se analiza y cuestiona que desde el Ministerio se apela a la “subcontratación de privados para difundir información pública de la educación”. Un hecho al que se llegí luego “de haber despedido y desplazado a 50 técnicos y profesionales del área de estadística educativa”. Estas contundentes conclusiones de CADE (aportadas por Página 12), son una demostración del tipo de educación que defiende Cambiemos. Para ello, hoy el ejecutor es Finocchiaro, pero por casi dos años, el responsable fue Esteban Bullrich. Un Bullrich que es ‘ofertado’ como “lo mejor” del macrismo.