Lunes 24 de Julio de 2017 a las 18:28

economia_empresas

AVANZAN LOS PRODUCTOS DE CHILE

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA (por Carlos Alemandi) Es común que los analistas y predicadores de la libertad de mercado, muestren a la economía chilena como uno de los ejemplos de crecimiento a imitar. En este sentido, la gestión de Mauricio Macri no ha dudado en llevar adelante esos deseos, y justamente los productos chilenos avanzan, quitándole mercado a los productos argentinos en… Argentina. La competitividad con…: Chile es difícil. La cantidad de argentinos que cruzan la frontera para realizar compras, son la mejor demostración de ello. Pero el ingreso de numerosos productos de origen trasandinos han afectado la producción y el comercio argentino. Las economías regionales también sufren caídas por esos ingresos. La apertura económica macrista permite que manzanas, uvas, manzanas, peras, frutos rojos, almendras, kiwis y vinos desplacen a los productos argentinos. Ellos tienen costos de producción más bajos (con salarios casi al nivel de ‘mano de obra esclava’), los favorece el tipo de cambio favorable y además, los exportadores poseen claro lo que significa una política expansionista. Pocos saben que…: los bodegueros de Cuyo ya han comenzado a reemplazar caldos a granel locales por los procedente de Chile. De esta forma, firmas de San Juan y de Mendoza continúan avanzando en el fraccionamiento y envasade de vinos importados. Pero además de este beneficio económico directo, los empresarios argentinos “aprovechan” y aumentan la importación para con ello presionar a los productores cuyanos a que les vendan más barata la materia prima. Es así que en los primeros 6 meses de 2017, llegaron a Cuyo 55 millones de litros de vino a granel. En lo que respecta a San Juan la cifra ingresada (21 millones de litros), es equivalente a un mes de stock!. A la cabeza de esta maniobra de debilitamiento y acoso a los productores argentinos se encuentran Baggio, Peñaflor y Fecovita. La situación es tan grave –aunque los medios de comunicación lo oculten- que viñateros sanjuaninos han realizado piquetes a camiones trasandinos. En 2012 había 1.100 bodegas y en la actualidad quedan 700 (según Coninagro). Para el Observatorio de Economías Regionales de la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas, en abril 2017, la caída de exportaciones era de 22% en volumen y 13% en dólares. En el rubro…: frutas, la situación también es preocupante. Una caja de 20 kilos de fruta chilena cuesta entre 1,8 y 2 dólares menos que las manzanas rionegrinas. Imaginemos que una importación de 5.000 cajas deja un ahorro de u$s 100.000 (¡!). La estrategia chilena es ‘de pinzas’. Por un lado venden en forma directa al Mercado Central (en Buenos Aires), y por otra negocian en forma durecta con las grandes cadenas de supermercados argentinas. El aumento de insumos, combustibles y electricidad, hace crecer los costos. Tanto es así que la cebolla rionegrina dejó de entrar a Brail, pues es más cara que la que llega de… los Países Bajos. La reconversión que necesitan los productores debe estar respaldada por el estado (son facilitamientos, subsidios, créditos), pero al actual gobierno eso no le interesa. El productor se siente abandonado. Se ha detectado que la falta de rentabilidad, de futuro y de asfixiamiento, ha llevado a que se reduzca de manera importante las hectáreas con plantaciones de ciruelas, duraznos y frutos rojos. Ese lugar que se abandona es ocupado por alguien (en este caso, productos chilenos).