Lunes 24 de Julio de 2017 a las 19:33

notas_columna

LA "FIESTA" DE RAJOY Y COMPAÑÍA !

MADRID-ESPAÑA (por Pedro González Soler) No es mucho lo que se puede esperar de la derecha gobernante. Mariano Rajoy a la cabeza sigue sumando meses sin poder mostrar alguna de sus prometidas “soluciones”. Recientemente se ha conocido una información referida al citado político, que ha causado estupor en la sociedad. Un verdadero ataque a la credibilidad, y una ofensa a la política. Un Gobierno que ha impuesto ajustes y recortes, afectando a todos los españoles, mientras él goza de “una fiesta” de asesores. Ni las instituciones, ni los políticos responsables jamás han permitido que se conozca la información sobre el personal de confianza que cada político tiene contratado. No se conocen sus nombres; ni sus condiciones profesionales; tampoco su formación académica; ni mucho menos cuánto cobran. Así como los curriculums (no son públicos) son secretos, lo mismo para las ubicaciones de estos privilegiados. Lo concreto es…: que en España, la “asesoría” oficial se ha convertido en un ‘refugio’ para pagar compromisos y acuerdos políticos. Pero también personales y… familiares. Bueno, ahora para sorpresa de los españoles (o no tanto), se han conocido datos del entorno político del presidente Rajoy. No se puede llegar a establecer su valía personal y/o profesional, pues se carece de mayor información. Pero lo cierto es que según el Programa 912M de Presidencia del Gobierno, él dispone de… 245 personas de libre disposición (con un gasto de 6,8 millones). Una cantidad alarmante si se tiene en cuenta que existen 296 funcionarios de carrera (presente en sus tareas habituales y que conforman un listado oficial). De los 623 empleados adscritos al Jefe del Ejecutivo, el 39% es personal de confianza (“asesores”), frente al 49% que son los funcionarios profesionales. El resto de empleados a su cargo se compone de 74 laborales fijos y 12 altos cargos (la mayor parte no son funcionarios). Se trata de “asesores” de los que no se sabe de idoneidad alguna, elegidos “a dedo” o según compromisos con terceros. Lo cierto es que apenas el 12,5% (78 personas) tiene estudios superiores. Casi el 11% posee título de grado medio o de bachiller (65). El 17% tiene graduado escolar o un simple certificado de escolaridad (¡! Y son 67 personas). De esta forma se concluye que en el cuerpo de “asesores” de Rajoy, existe una cifra casi similar de licenciados que de personas con estudios básicos… Algo parecido ocurre con otros programas importantes de este ministerio. Al analizarse especíaifcamente ciertas áreas, aparece que para el “Programa de control externo del sector público” existen 33 “asesores” (llegados “a dedo”), y apenas uno (1) posee titulación superior. Los restantes 32 apenas poseen grado medio o graduado escolar… En el Ministerio de Exteriores es donde aparece la mayor “inflamación” rajoyniana, si se tiene en cuenta cómo ha aumentado su número de personal político. En el 2016 había 15 asesores; pero en el 2017 ha llegado a los 25. Un aumento del 80%. De esa forma, el presupuesto de 2016 que era de 591.000 euros, se elevó al actual de 1,1 millones (un 93% más). En el Ministerio de Sanidad, en 2016 no se contaba con “asesores”. Pero este 2017 se debió elevar el presupuesto para este tipo de cargos, al contarse con los actuales… 18 (gasto de 720.000 euros). En el Programa de alto asesoramiento al Estado, aparecen 8 “asesores” (también denominados: eventuales). Uno (1) con titulación superior; uno (1) con grado medio; cuatro (4) son bachiller; y los restantes dos (2), apenas con graduado escolar. Dentro de esta “fiesta” –al parecer- han tratado de mantener las formas dentro del Programa de Relaciones con las Cortes, Secretaría del Gobierno y apoyo al Presidente. Allí se han instalado 11 “asesores”, pero todos tienen una titulación de grado superior. En el Tribunal Constitucional, se han registrado 12 “asesores”. Y corresponde a esta área estar a la cabeza del ranking de los mayores ingresos medios (comparando todos los departamentos). Existe un presupuesto inicial de más de un millón de euros, que les permite percibir a cada uno, alrededor de 90.000 euros. Le sigue el Ministerio de Defensa, donde sus 13 “asesores” percibe una media de 51.000 euros. Detrás, figuran: el CGPJ (63 “asesores”; y promedio de 48.000 euros); Hacienda (21 “asesores”; y 47.000 euros); y Justicia (con 17 “asesores” y una media de 45.000 euros). En los restantes departamentos la media es de 40.000 euros. El Consejo de Estado dispone de 8 “asesores” y un presupuesto de 250.000 euros (el más bajo). Pretender conocer cómo hizo Rajoy para seleccionar este personal, es un secreto guardado bajo 7 llaves. Nadie sabe si todo ha sido apelando a la transparencia, o si simplemente han sido decisiones sustentadas en que… se hace o se hace. Desde muchos medios se ha denunciado que el gobierno de Rajoy apela al ocultamiento premeditado. Porque apenas publicó oficialmente un listado de “asesores”, que ha sido incompleto y con suma de errores (inclusive en sus nombres y apellidos). Una maniobra burda que muestra el desprecio por el ciudadano (contribuyente). La última de estas informaciones (incompleta y errónea) aportó solo datos de 2012 y 2013. Igualmente ese listado generó repudios de todo tipo, al aparecer –entre otros-, un hijo del ex Secretario de Estado de Administraciones Pública, Francisco Villar (mano derecha de Rajoy, cuando fue ministro de dicha cartera). También era “asesora” del Secretario de Estado de Comercio, un hijo de Esperanza Aguirre (que fuera Secretaria General del PP madrileño). Y también una hija del ex ministro de Trabajo Eduardo Zaplana. Algunos se preguntan porqué en España, los políticos han llegado a tanto cuestionamiento y descrédito. Y quizás ello se deba a que quien llega a un cargo, aprovecha para hacer uso (y abuso) de este esufemismo denominado: “asesores”. No es un exclusividad del gobierno nacional de Rajoy (del PP, Pertido Popular), sino que se presenta el mismo mecanismo de acomodamientos a todo nivel. Y si bien el ayuntamiento de Madrid, ha apelado a ser más ‘cuidados’ en este sentido y aportar mayor información, lo cierto es que allí existen 177 “asesores”. Cantidad importante si se tiene en cuenta que en el 2016 alcanzaban a los 134 (con un gasto de 11,5 millones). Aunque para otros la transparencia no es tal, pues las autoridades han apelado a citar como Personal Eventual (letra E) a otros dependientes, que llegan a la cifra de… 259 “asesores” (¡!). Ello se descubre luego de analizar el Presupuesto. En otros territorios apelan a la ‘picardía’ de sumar “asesores”, pero bajo la denominación de “asistente técnico”. Igualmente, aunque se carecen de datos exactos (pese a estar en el siglo 21 y en un país del “primer mundo”), se han detectado en España unos 1.241 “asesores”, cuyos ingresos anuales alcanzan la suma de 43.412.370 millones de euros. Una “fiesta” de la que ni los contratantes, ni los contratados (“asesores”) quieren dejar de participar. Máxime que los ajustes (para que ellos cobren) los sufren otros…