Sabado 15 de Julio de 2017 a las 14:08

opinion

PAN, MASSA, MARGARITA Y CIRCO

SANTA FE-ARGENTINA (por Rodolfo O. Gianfelici) Recientemente el país ha asistido a una amplia difusión mediática sobre “la renuncia a los fueros” de los candidatos Sergio Massa y Margarita Stolbizer (y otros del mismo sector político) con una sugestiva y casi mayúscula coincidencia (oportunismo?) cuando un fiscal pidió el desafuero del diputado nacional peronista Julio De Vido. Un fiscal que años atrás, cuando Mauricio Macri era presidente de Boca Juniors, él era el responsable de Seguridad en el club. Épocas en que en dicho autoridades y barrasbravas mantenían una excelente relación… Lo concreto que…: con gran respaldo periodístico, Massa-Stolbizer, “renunciaron” a sus fueros. A partir de allí, infinidad de “analistas”, “especialistas y “opinadores” dieron su respaldo a dicha “renuncia”. Inclusive la mostraron como una muestra de transparencia y de predisponibilidad para con la lucha contra la corrupción… El tema –no menor por cierto-, es que estos dos personajes (y todo aquél que quiera imitarlo, tratando de sumar algunos minutos de publicidad y posiblemente algunos votos) no pueden “renunciar” a… lo que no poseen (¡!). Este tipo de maniobra…: no es nueva. Máxime proviniendo de Massa, que en otras etapas electorales también ha tenido actitudes similares. Es cierto que cualquiera puede salir a proponer cualquier cosa. Lo grave es que siendo legisladores nacionales, disponiendo de asesores abogados y teniendo la posibilidad de informarse, leer y hasta ir a consultar a algún integrante de la Corte Suprema de Justicia, no lo hicieron. Con lo cual se puede inferir que son torpes, ineptos o han querido aprovechar y tomar por tontos a los ciudadanos. Y han logrado que ante tamaño oportunismo, los medios formadores de opinión los aprovechen. Ni Massa ni Stolbizer, legisladores nacionales, pueden aducir desconocimiento. Pero el grueso de la sociedad, si. Y en base a ello, ambos aprovechan para escudarse en una mediática mentira electoralista. Pretenden aparecer como los máximos honestos del ambiente político argentino, pero –sospechosamente- apelando a engañar y burlarse de los ciudadanos. Con lo cual el manto de honestidad con el que pretenden abrigarse, se les cae. Los fueros, no son una atribución personal. No constituyen una pertenencia a tal o cual persona. Los fueron no le pertenecen a cada legislador. Porque ellos le pertenecen al Congreso de la Nación en sus respectivas representaciones. No es lo mismo. Constituye la base de porqué existen los fueros y para qué. Los fueros otrogan inmunidad de arresto (Artículos 68 y 69 de la Constitución Nacional). No surgió dicho derecho como una protección individual, sino para garantizar y proteger la división de los poderes. Los fueron impiden que el Poder Judicial se transforme en una herramienta supra-poderosa, que termine por condicionar y maniatar al Poder Legislativo. Ha sido una herramienta tendiente a no posibilitar que la justicia se convierta en un poder extorsivo (sobre los legisladores). La existencia de los fueros no le permite a los jueces que a través de medidas preventivas o definitivas, afecte la libertad personal de los legisladores. En este sentido es la propia Corte Suprema de Justicia de la Nación, con su jurisprudencia, la que establece que las inmunidades no son derechos subjetivos de los legisladores. No son privilegios personales del que pueden hacer uso los legisladores. Por lo cual al no pertenecerles “en forma personal”… no se puede renunciar a ellos. En otras palabras: Massa y Stolbizer “renunciaron” a lo que no tienen… El fundamento de los fueros responde a razones de orden público, en razón que se relacionan con el funcionamiento normal y natural del gobierno. En tal sentido existe un fallo que cita: "la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación tiene establecido que la inmunidad contra proceso o arresto no es privilegio que contemple las personas sino las instituciones y el libre ejercicio de los poderes" (Fallos: 252:184, considerando 1° y sus citas, entre otros). Según el “principio” que pretenderían aplicar el dueto Massa-Stolbizer, ellos con “sus renuncias” se convertirían en los adalides de la lucha contra la corrupción. O lo que es lo mismo: que han descubierto que desde que la Constitución Nacional contempla la existencia de fueros, ella protege la corrupción (¡!). En otras palabras: Massa-Stolbizer aparecen cuestionando, atacando y desconociendo artículos constitucionales. Para ellos, los Artículos 68 y 69 de la Constitución Nacional constituyen un ataque a los principios constitucionales, pues serían un impedimento para luchar contra la corrupción (¡!). El tema está en que con oportunismo político, ambos buscan sacar provecho de una mentira, y a la vez sostienen un torpe engaño para con los ciudadanos. Para este dúo, dichos artículos estarían “protegiendo” la impunidad de los legisladores. Sin embargo ello no es así. Tanto que en todas estas décadas de existencia de los fueros, nada ha impedido que la justicia investigue. Y que, si así lo entiende, pida ante el Poder Legislativo, el desafueron de quien considera que debe perderlo para estar a disposición de la justicia. La existencia de fueros, jamás ha impedido la investigación a legisladores. El tema es que Massa-Stolbizer con esta patraña electoralista, lo que pretenden es debilitar la Constitución Nacional, poner en duda, ante el poder mediático. Pareciera que el máximo objetivo del dúo es que cualquier legislador quede a merced de cualquier juez, que –tomando como base las “investigaciones mediáticas”-, disponga del poder de “sacar de carrera” a cualquier legislador… Deberían saber estos dos personajes que "La inmunidad parlamentaria no pertenece al legislador, sino al cuerpo legislativo que integra" (Corte Suprema de Justicia de la Nación, 20/12/1994 – Marcolli, Miguel – Fallos 317-1814). Pero por si todo esto fuera escandaloso, el fiscal Carlos Stornelli pidió el desafuero… Sin mebargo –llamativo para él que es abogado-, se “equivocó (¿?) y apresuró, porque el único que puede pedir el desafuero de un legislador (si estando libre puede entorpecer la causa) es… un juez (¡!). Y ningún político, ni opinador, ni medio formador de opinión se dio por enterado… Y si a todo esto le faltaba el ‘toque’ circense o farandulero, Massa “renunció” (de lo que no posee) ante un escribano (¿?).