Domingo 25 de Junio de 2017 a las 15:23

opinion

MAURICIO SIGUE SUMANDO FRACASOS

MÉXICO-MÉXICO (por Ángel Peralta) Otro nuevo revés para el mandatario argentino, que pocas horas antes había recibido la noticia que su país no era re-clasificado como “emergente”. Ahora fue en la OEA, donde su candidato realizó una paupérrima ‘presentación’, resultando 5º, a la hora de los votos. Carlos Horacio De Casas era el canidtato propuesto por Macri para integrar la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). La elección se efectuó en la 47ª sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA). Ya en su país había recibido fortísimos y numerosos cuestionamientos, de parte de organizaciones no gubernamentales (más de 130 entidades lo rechazaban en la postulación). De Casas apenas sumó 11 votos a favor. Su “campaña” la centró en prometer que revertiría los avances en materia de derechos para el colectivo de Lgbtti. No se podía esperar otra cosa de un hombre tan cercano a la católica Opus Dei. Un personaje que entre sus antecedentes cuenta el haber sido abogado defensor de un alto jefe de Inteligencia del Ejército (procesado por secuestros y torturas en la dictadura cívico-militar). La organización (concretamente la CIDH) renovaba 3 de sus 7 miembros. Los elegidos fueron: Joel Hernández, con 28 votos (de México), Flavia Piovesan con 21 (de Brasil) y Antonia Urrejola con 19 (de Chile). Luego se ubicaron Douglas Cassel con 16 (EEUU) y 5º, el argentino, que apenas pudo superar a Gianella Bardazano (6 votos, de Uruguay). Aunque debe aclararase que esta poca cosecha de votos de la última obedeció a que su país –Uruguay- ya posee funcionarios en órganos de la CIDH.