Viernes 23 de Junio de 2017 a las 20:07

opinion

CRISTINA E ISIS, EN LA AGENDA DE MACRI

SANTA FE-ARGENTINA (por Rodolfo O. Gianfelici) Al final lo que se esperaba llegó; con retraso –es verdad-, pero la predicción de PrensaMare, se cumplió. En marzo de 2016 anticipábamos que el proyecto del gobierno nacional estaba en poder encarcelar a Cristina Fernández, entre julio y agosto de ese año. También, que desde la Inteligencia argentina (AFI) se “bajaba línea” a las Inteligencias provinciales, que ya “trabajaba” en el país el ISIS, y que se esperaban que comiencen los atentados. El lunes 19 de junio de 2017, algunos diarios titularon que hackearon la cuenta del Ejército. Que “piratas informáticos” publicaron en la portada un mensaje de amenaza por parte del (supuestamente) grupo terrorista internacional “estado islámico” (o ISIS). Textualmente el mensaje subido manifestaba: "Esto es una amenaza. ISIS está en Argentina y muy pronto van a saber de nosotros. ALLAHU AKBAR ALLAHU AKBAR (que quiere decir: Alá es grande)". Ello acompañado por una foto de (supuestos) integrantes del grupo. Recordemos que en materia de seguridad informática, las áreas del Estado (durante este gobierno) dejan mucho que desear… Pero más allá de ello, volvamos a lo principalísimo, que son temas y momento. Partamos de la base que el objetivo de encerrar a la expresisanta es un fin fundamental para el macrismo y sus aliados, que consideran que con ello “responden” a un requerimiento del antiperonismo; les unifica el discurso gorila; golpean al campo nacional y popular; desvían la atención sobre las problemáticas nacionales; contentan a los medios formadores de opinión; y –especialmente- podrían sacarla del camino electoral. Lo que pasó fue que la ofensiva planificada a nivel político (del gobierno) con sus funcionales amigos de la justicia no pudo concretarse (pese a las fortísimas “preparatorias” y exigencias mediáticas, encabezadas por el grupo Clarín y La Nación), ante la posibilidad de tener que enfrentarse a una incontrolable reacción ciudadana y un escándalo internacional. Fue por ello que se han visto retardados en su objetivo. Pero ante la sumatoria de fracasos a nivel económico, financiero, inversionista, social, laboral y hasta religioso, se les agota el tiempo y “necesitan” dar un golpe de efecto. Y en política, la desesperación y la ineptitud, resultan malos consejeros… En cuanto al tema del “ISIS en el país”, por diversas circunstancias, debieron dejarlo de lato (temporalmente). En especial, porque los agentes de inteligencia ‘argentinos’ dirigidos por el sospechadísimo Gustavo Arribas (amigo personal del presidente Mauricio Macri), están a la espera de lo que les indique (u ordenen?) sus amigos-jefes de poderosas agencias de inteligencia extranjeras. Es así que esta sociedad gobernante se encuentra en una encrucijada; comprenden que en las venideras elecciones legislativas se van a jugar mucho de su destructor proyecto. Por lo cual se desesperan para tratar de “enviar mensajes” tranquilizadores (¿?) y de confianza (¿?) a sus amigos de los poderes nacionales e internacionales. Y para ello, vuelven sobtre sus ideas anteriores de encarcelar a Cristina Fernández y a comenzar a realizar ‘operaciones’ atemorizantes y desviantes de atención de la sociedad. Algunos pasos ya se han comenzado a percibir, en tanto y en cuanto en diferentes provincias argentinas han comenzado a circular las “denuncias” de traffic (“de color blanco”) del que baja un hombre que secuestra niños. Inclusive, sin probanza alguna, numerosos idiotas útiles se encargan de subir dicha noticia (¿?) en redes sociales, y automáticamente comienza a viralizarse. Este tema ya fue usado (para los memoriosos de más de 55 años) hacia finales de 1975, cuando se afirmaba que secuestraban niños en las puertas de jardines de infantes. En esos años no existía internet, pero en el “boca a boca” el tema se agigantaba. Nunca se comprobaron secuestros algunos… pero mientras, fue avanzando la preparatoria del golpe de Estado de marzo de 1976… (casi sin que los sectores medios se percataran). Lo cierto es que llama poderosamente la atención que en momentos en que el país se encauza hacia las elecciones Paso y las legislativas, aparezca el tema del “ISIS”, que ya viene siendo “trabajado” por las Inteligencia de cada provincia como una cuestión de Estado, “bajado” desde el 2016 desde la nación. Nada nuevo en el horizonte. Todo previsible (y peligrosísimo).