Domingo 11 de Junio de 2017 a las 12:04

opinion

MAURICIO AL QUE LE GUSTABAN LOS AUTITOS

SANTA FE-ARGENTINA (por Esteban D’Arret) Se comenta que de chico, el niño Mauricio Macri gustaba de jugar con los autitos. Los años pasaron y su familia controló a Fiat Argentina. Y posteriormente representando a la china Chery. Ahora, Macri es presidente y en su viaje a China aprovechó y “por el mismo precio” (pasajes y estadía pagados por los ciudadanos argentinos), aprovechó y avanzó en sus negocios privados. Si. Macri (en plena gira presidencial), se reunió con sus socios de Chery (¡!) en Beijing. Se trata de la automotriz que el Grupo Macri representa en Argentina. Así, se acordó un 20% de mayor participación de la automotriz en el mercado argentino. Llegarán los autos eléctricos para la clase alta. Ahora se entiende porqué Macri firmó el decreto para que los autos ecológicos, no paguen impuestos… Él (y su familia) van a ser proveedores en el mercado argentino. No es para proteger el medio ambiente, sino para que los Macri realicen más negocios y para que los ricos llegue a dichos vehículos pagándolos más baratos. Pero no todo terminó allí. Porque el presidente-empresario les ofreció a Chery que fabriquen en fabricaciones militares argentinas. Y hasta se interesó en la instalación de una fábrica de cemento. Claro. Debe recordarse que Macri ha anunciado que “la obra pública será prioridad”. Es decir que…: Macri llegó a China con el Decreto 331/2017 bajo el brazo. Era la baja de aranceles de 35% a entre 5% y 0% para la importación de vehículos híbridos, eléctricos y a hidrógeno… Pero no todo finaliza allí. Porque para hacer aún más redondo su negocio propio, dispuso que YPF (anuncio efectuado ‘casualmente’ en el reciente abril…) invertirá 13 millones de dólares para instalar 220 postes de recarga rápida de baterías en 110 estaciones de servicio en el país… Algunos datos…: interesantes de la firma china es que el titular de la misma es Anning Chen. Ingeniero automovilístico que se sumó a Chery a fin de 2009 (tras trabajar para Ford Motor Co. en Estados Unidos). Chery (a la que los Macri representan) es una fabricante de autos fundada en 1997, con sede en Wuhu. Tiene actividad comercial en más de 90 países. Para que se tenga una idea de su poder, en el 2016 registró ventas por más de 4,5 millones de vehículos y exportaciones por más de un millón de unidades. Trascendió que Macri les ofreció una “asociación” con la empresa estatal Tandanor, para producir naves.