Domingo 28 de Mayo de 2017 a las 13:57

opinion

LA BICILETA DE SHAKIRA, VIVES Y… MAURICIO

SANTA FE-ARGENTINA (por Esteban D’Arret) La “vuelta de Argentino al mundo” como suele afirmar el presidente Mauricio Macri, sigue beneficiando a los poderosos. Si bien el mandatario, nunca explicó en qué lugar estaba el país en los 12 años de gobiernos peronistas (en la estratósfera…?), lo cierto es que él hace todo lo imaginado y posible, para que ese “retorno” le cueste lo máximo a los argentinos y sus generaciones futuras. Mientras el…: ciudadano común no sabe cómo hacer para no seguir achicándose en gastos, la política monetaria macrista otorga la alegre posibilidad de aprovechar al máximo el "carry trade". Se trata de saber aprovechar las elevadas tasas de interés en moneda local con el actual tipo de cambio, para especular. Cotidianamente se lo conoce como “bicicleta financiera”, y tuvo su debut en épocas dictatoriales cuando reinaban Jorge R. Videla y José A. Martínez de Hoz. Datos del…: Balance Cambiario (del Banco Central), en abril entraron USD 1.262 millones (en "inversiones de portafolio"), contra USD 735 millones del marzo. Este sensacional ingreso de capitales, no son para invertir, sino para especular, y constituye un récord desde que Macri eliminó el llamado “cepo cambiario” (en diciembre de 2015). De esta forma, el ingreso de dólares para especular suma USD 2.900 millones en el primer cuatrimestre. Mientras Macri mendiga “inversiones” en el mundo para reactivar el país, los ingresos de dineros se producen… pero para especular (¡!). En el 2016, el promedio mensual de ingresos de estos capitales era de USD 200 millones, para “negocios” a corto plazo. Este mecanismo que golpea fuertemente al interior de la economía nacional no solo goza de excelente salud, sino que se lo sigue alentando. Tanto es así que el Banco Central (el 16-5-2017) subió las tasas de las LEBAC –más cortas- a 25,5% anual. Se busca “atraer” ingreso de dineros para realizar estas inversiones en moneda local. Justifican este descalabro a mediano y largo plazo, en que sirve para “bajar la inflación”. El tema es que la misma no se reduce! Y ese ingreso de dineros ejerce una gran presión bajista sobre el tipo de cambio. De esta forma, el Estado debe salir a realizar importantes intervenciones en el mercado. Justamente lo que le criticaban a la anterior política peronista…! El tema está…: en que en los anteriores 12 años ese “intervencionismo” –gustase o no-, era para defender un proyecto de inclusión y de no sangría de divisas. Desde diciembre de 2015 se asiste a lo totalmente contrapuesto. Es así que la autoridad monetaria debió salir a comprar dólares, ayudado por la banca pública. De esa forma “alimentan” al dólar y lo tienen cerca de los $ 16. Pero simultáneamente…: con esa política, los especuladores, que ingresan dólares, los venden, colocan el dinero en el mercado financiero cobrando elevados intereses, ahora han comenzado a mostrar que no tienen ningún compromiso con el gobierno de Cambiemos, y que ellos solo vienen a realizar escandalosos negocios usurarios a corto plazo. Es así que se está produciendo el "hot money". Ello es la fuerte salida de dólares (que alcanzó los USD 1.100 millones). Los que llegaron con dólares y especularon, volvieron a comprar dólares (al mismo precio que lo habían vendido antes), y se llevan el capital y los intereses. Ya obtuvieron grandísimas ganancias en corto plazo y ‘escapan’ del mercado ante el temor que se produzca algún nuevo “mamarracho” financiero con una gran devaluación. Si ello sucediera, correrían el riesgo de que al irse, tendrían que comprar el dólar más caro… En este sentido es bueno recordar que existen fuertes presiones desde minúsculos grupos de poder que “recomiendan” devaluar, para que el país sea más competitivo (y poder exportar). Un tema que más de un macrista considera conveniente, para ilusionar a los votantes en las legislativas que se acercan. A la hora de analizar con más profundidad el tema económico general, Macri no logra convencer ni a los más acérrimos neoliberales (que lo defienden públicamente). Tanto es así que la inversión extranjera directa apenas estuvo en los USD 224 millones, en abril (contra los USD 380 millones de marzo). Además, el “levantamiento del cepo” ha alimentado el turismo en el exterior. Por lo cual la salida de divisas es cada vez mayor. En abril el aumento fue de 25% (comparada con el año pasado). Se fueron… USD 943 millones. Ocurre que viajar al exterior es más barato, consecuencia de la inflación y los tarifazos macristas.