Sabado 06 de Mayo de 2017 a las 11:48

internacionales

NI EN ALEMANIA LO QUIEREN

MILANO-ITALIA El Colectivo Argentinos en Alemania, rechazó que Darío Lopérfido haya sido designado “representante de la cultura” argentina en ese país. Los que así se…: expresaron son un grupo conformado por un centenar de artistas, estudiantes, científicos y trabajadores residentes en suelo alemán. Además le han expresado al embajador Luis María Kreckler que “pondría su reputación en juego al ser instrumentalizada como destino alternativo para funcionarios que han sido repudiados por amplios sectores de la ciudadanía”. Lo hicieron en una carta dirigida al presidente Mauricio Macri, a la canciller Susana Malcorra y al propio diplomático. El ex ministro de Cultura porteño, ha recibido tiempo atrás el repudio de numerosas entidades defensoras de los derechos humanos, sindicales y políticas por relativizar el genocidio del terrorismo de Estado (entre 1976 y 1983). Además se encuentra vinculado con empresas offshore (para evasión y lavado de capitales). Este radical, formó parte del gobierno de Fernando De la Rúa, llegando a poseer gran poder en el entorno presidencial de una gestión que llevó al país al caos, hasta que el mandatario escapó en un helicóptero. En el texto de la misiva expresan su “profundo repudio a la designación del Sr Darío Lopérfido como agregado cultural de la Argentina en la ciudad de Berlín”. En su momento este personaje cuestionó la cantidad de desaparecidos en Argentina, en un claro ataque a ellos (que no pueden defenderse), a sus familiares y en un claro intento por deslegitimar la lucha de los organismos de derechos humanos. Una política que lleva adelante el propio gobierno nacional desde que asumió. Su permanencia en un cargo oficial resultaba tan irritativa y chocante, que desde el propio oficialismo PRO le recomendaron que “renunciara” en su momento (como lo hizo). Pero posteriormente el mismo gobierno lo “premia” con un cargo diplomático a nivel internacional (¡!). El presidente Mauricio Macri (con publicación en el Boletín Oficial) lo designó “Representante Especial para la Promoción de la Cultura Argentina” (en Berlín). Su cargo equivale a un Ministro Plenipotenciario de Segunda Clase. Esta designación llama poderosamente la atención, si se tiene en cuenta que el propio Macri se encarga de reiterar permanentemente que se deben controlar los gastos del Estado. En este caso, la designación no se justifica bajo ningún aspecto. Acaso se crean nuevas funciones que antes no existían a nivel cultural en Alemania…? Y si es así: porque ese cargo no es ocupado por personal diplomático de carrera…? El sueldo estipulado (sin considerar viáticos y otros pagos) ronda los 5.700 dólares…