Martes 02 de Mayo de 2017 a las 11:54

politica

SÍNTESIS DE UN 1º DE MAYO TRISTE

CIUDAD DE BUENOS AIRES Primero de Mayo triste y de divisiones para los trabajadores. Una muestra del tipo de gobierno que reina y de la crisis dirigencial-sindical que sufren. Porque la existencia de tantos actos no es para alegrarse, sino para lamentarse por el fraccionamiento en las bases. El divisionismo es dirigencial, pero influye hacia abajo. Por ello la existencia de cinco actos para celebrar el Día Internacional de los Trabajadores. Más allá de…: la buena voluntad que pudieran tener algunos honestos y dignos dirigentes sindicales (y políticos), el hecho de convocar a espacios cerrados y cada uno por su lado son la peor muestra de la des-unión. Cerrar los ojos e imaginar un acto en alguna plaza llena, parece cosa de otro mundo… Algunos (ilusionados) pensaron en un acto cegestista multitudinario. Pero por cierto que ello resulta cada vez menos posible. Porque el papelón de la marcha y acto del 7 de marzo, ante el Ministerio de la Producción (¿?), es difícil de entender y digerir. Fue la muestra de una conducción de la CGT con un triunviro encabezado por Juan Carlos Schmid, Carlos Acuña y Héctor Daer, al que nadie cree. Por ello terminaron organizando un evento “selectivo” (¿?), en el Estadio Obras, con “invitaciones” e ingreso “clasificado”… Suponiendo que pudieran haber convocado a un acto multitudinario en alguna plaza, no deseaban quedar expuestos ante los “desbordes”, o enojos de las bases. Por ello no resultó llamativo que la organización y seguridad del acto estuviera en manos de Pablo Moyano. Los camioneros conocen de “encuadramiento”, “custodias” y “amiguismo”. Respecto al acto “peronista”, como se encargó Clarín el martes 2 de mayo de buscar instalarlo desde sus páginas, fue algo patético… Que el capataz síndico-rural, Gerónimo "Momo" Venegas convocara al Estadio de Ferro para tener como principal orador a Mauricio Macri, constituye una ofensa sin límites. Es un ataque al peronismo, a la historia y a los propios trabajadores en su día. Hacer de claque del gobierno neoliberal es caer muy bajo. Pero para Venegas y el titular de la confederación de conductores de taxis José Ibarra, parece que no. Usaron el sello de sus gremios, de las 62 Organizaciones Peronistas y hasta imágenes de Perón y Evita… llamativo porque pertenecen a otro partido (Fe y PRO). Claro que en este momento tan crítico para el sindicalismo argentino ellos no estucieron solos, sino que contaron con la adhesión y participación de los trabajadores de la construcción de UECARA; del Soeme (Minoridad y Educación); petroleros del Supeh, remiseros del SURyA y la UCAIRRA; de viajantes de comercio; jerárquicos de la AFIP de UPSAFIP; los farmacéuticos y bioquímicos de SAFYB. Unos cuantos de estos participantes en su momento no adhirieron a la última huelga nacional cegetista. Junto a ellos, y en un hecho donde se mesclaron “la Biblia y el calefón”, también movilizaron el PRO Capital; las oficialistas La Generación y Pensar el Camino"; y unos cuantos radicales cada vez más macristas. Del lado de las dos CTA, convocaron (junto a los docentes) en la Escuela Itinerante frente al Congreso. Hugo Yasky y Pablo Micheli coinciden cada vez más en sus posturas y ya vienen trabajando para la nueva Marcha Federal por el Trabajo, la Producción, la Educación y la Cultura para el 20 de junio (Día de la Bandera). Por su lado la…: izquierda también presentó su divisionismo, al hacer dos actos. El Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) en la Plaza de Mayo. Convocando el Partido Obrero, el Partido de los Trabajadores Socialistas y la Izquierda Socialista. A su vez en el Obelisco estuvo la Izquierda al Frente por el Socialismo. Unidad entre el MST y el Nuevo Mas. CGT…: Juan Carlos Schmid fue el único orador en el acto de la central obrera. Criticó las políticas económicas del Gobierno y repitió los reclamos del paro del 6 de abril. Cuestionó los tarifazos, la quita de retenciones al sector agropecuario, la exigencia oficialista de techo a las paritarias y citó “el drama educativo”. Defendió a la producción nacional y pidió un aumento de emergencia para los jubilados. Constituyó una muestra de cómo la entidad se va achicando y pierde cada vez más representatividad. CTA…: El titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, convocó a la unidad de trabajadores. Reclamó llamado a paritarias libres y la libertad de Milagro Sala, “encarcelada sin causa y en contra de la Constitución”. Al acto asistió el dirigente de la CGT Víctor Santa María, y también representantes de organismo de derechos humanos y de las Madres de Plaza de Mayo. Realizó una reivindicación a los (fallecidos) sindicalistas René Salamanca, Atilio López y Agustín Tosco. Refirió a luchar “contra la injusticia social, el hambre y la miseria que nos quieren imponer quienes gobiernan para los ricos”. PRO…: El oficialismo contó con la presencia del Ministro de Trabajo Jorge Triaca, para escuchar al presidente Mauricio Macri, quien anunció ventajas para las empresas que incorporen empleados (que hasta ahora estuvieran cobrando planes sociales). Lo increíble del acto que los medios formadores de opinión se encargaron de hablar de “acto peronista”, fue que el propio convocante –el sindicalista- Venegas, pidió que dejaran de cantar la Marcha Peronista, para que hablara Macri… También asistieron la Ministra de Seguridad, la saltimbanqui política Patricia Bullrich, el neoliberal Ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y el Ministro de Agricultura, en radical explotador agropecuario, Ricardo Buryaile. Macri, creyéndose que el país está en campaña preelectoral, prometió crear trabajo para todos los argentinos. Destacó como un logro el haber abonado a los fondos buitres: “para que no nos sigan diciendo que somos incumplidores” (¿?). Posteriormente reclamó productividad de los argentinos; reivindicó la flexibilización de los convenios de trabajo. Finalmente mostró su faz moralizadora: "No va más el país de la ventajita, el país de la patota, con comportamientos mafiosos. La Argentina es de todos los argentinos y no me voy a bancar a ninguno que nos quiera llevar por delante porque yo estoy acá por ustedes, no para defender a ningún mafioso". Claro que no refirió a los políticos que evaden y lavan en el exterior; ni a los que funden empresas del estado; ni a quienes intentan hacer acuerdos espureos para beneficiar a su familia; ni a quienes se beneficiaron con el “dólar futuro” tras una devaluación del 50%; ni a los empresarios que gobiernan a favor de empresas de las que antes fueron empleados… CTEP…: Los trabajadores de la denominada ‘economía popular’ se convocó ante el Monumento al Trabajo. Convocaron la CTEP, Barrios de Pie y la CCC. Hubo fuertes críticas al Gobierno y destacaron la difícil situación de los trabajadores informales. En el lugar se vieron banderas del Frente Darío Santillán, de ATE, Simón Bolívar y de La Dignidad. También Juan Grabois, Juan M. Abal Medina, Jorge Taiana y Emilio Pérsico. Aunque los medios “ignoraron” el acto, fueron alrededor de 50.000 personas. Este sector social tuvo tiempos cercanos a la CGT, pero ante la ‘blandura’ de ésta, prefirieron ir tomando distancia. Previo a marchar al acto, se reunieron en el Teatro Verdi (del Barrio La Boca). Allí expusieron y analizaron la crítica situación de los trabajadores informales. En síntesis…: un 1º de Mayo triste por la situación del país, de los trabajadores y por lo poco que hacen los dirigentes por trabajar en favor de la unidad. Lo cual constituye un aporte indispensable para el divisionismo, el debilitamiento y el reinado macrista.