Lunes 08 de Mayo de 2017 a las 14:51

internacionales

CUANDO EL ESTADO CAUSA MIEDO

CALIFORNIA-EEUU En Texas, los legisladores aprobaron el SB4. Un severo proyecto de ley antiinmigrantes que prohíbe las “ciudades refugio” y permite que los oficiales de policía comprueben la condición migratoria de cualquier persona que detengan. La Cámara de Representantes…: texana aprobó el proyecto de ley en una votación final de 94 contra 53 votos. La representante demócrata Mary González (de El Paso), rompió en llanto al relatar cómo había sido víctima de un ataque sexual, y les pidió a sus colegas que rechazaran una enmienda que (según ella), impediría que las víctimas indocumentadas de delitos similares se pusieran en contacto con la policía o testificaran ante un tribunal. Mary González afirmó: “Los que se verán… los que sufrirán la mayor parte de los efectos de esto son los más vulnerables, son las mujeres y los niños sobrevivientes de acoso sexual, violación, tráfico de personas. Gente que se sentirá desconectada de las fuerzas policiales, de los que supuestamente deben hacerlos sentir seguros… Si tengo la valentía de estar aquí y decirles cosas que no me gusta compartir, es con la esperanza de que quizá cambien su forma de ver las cosas, para que no hagan lo incorrecto; les pido que sean tan valientes como yo”. A pesar de la solicitud, la Cámara de Representantes (con mayoría republicana) aprobó la enmienda, que permitirá a la policía comprobar la condición migratoria de cualquier persona detenida. Incluso las detenidas por infracciones de tránsito o por cruzar la calle incorrectamente. Los demócratas advirtieron que la medida dará lugar a la discriminación racial. Los republicanos…: también rechazaron una enmienda que le hubiera prohibido a la policía interrogar a niños sobre su condición migratoria. El debate atrajo a cientos de manifestantes, que se vistieron de negro y se congregaron en grandes multitudes en la rotonda del Capitolio y la sala de la Cámara de Representantes. La versión del proyecto de ley SB4 de esta Cámara tendrá que compaginarse con una versión del Senado, que el gobernador Greg Abbott ha prometido firmar.