Martes 04 de Abril de 2017 a las 15:06

opinion

ROMERITO, EL DERECHO Y HUMANO...

SANTA FE-ARGENTINA (por Rodolfo O. Gianfelici) Los argentinos tomaron cuenta en marzo de 2017 que un fiscal decidió denunciar al dirigente político y social Emilio Pérsico, por anunciar que (“la semana próxima”) habrá cortes de ruta. Para dicho funcionario judicial, Marcelo Romero, esos hechos –los piquetes-, violan el Código Penal y la Constitución. Y hasta se animó a lamentarse porque desde el Ministerio de Seguridad nacional, aún “no haya encontrado un mecanismo eficiente" para neutralizarlos (¡!). En otras…: palabras, más sencillas y de fácil entendimiento fuera del ámbito tribunalicio, lo que Romero reclama es: represión. Pero no contento con ello, y para elevar y/o justificar su rarísima calificación delictual, comparó: “Lo mismo ocurre con el narcotráfico. Estamos perdiendo contra el narcotráfico, pero no por eso se transforma en legal”. Si. Para Romero, es lo mismo la protesta social que el narcotráfico…! Estos increíbles pensamientos, de un hombre de la justicia, no ha llamado la atención ni reprobación de–ya no del contaminado ambiente de la justicia-, sino de la dirigencia en general. Lo que llama a estar atentos y preocupados, porque: “el que calla, otorga”. Romero denunció al dirigente del Movimiento Evita por los presuntos delitos de “apología del crimen” e “incitación a la violencia”; simplemente por el hecho de hacer un pronóstico, futurología o simplemente decir en voz alta lo que millones de argentinos se van dando cuenta mes a mes, en cuanto a que la situación social se torna cada vez más preocupante. El fiscal entiende que las palabras de Pérsico “superan con holgura la simple libertad de expresión, internándose en el plano de la ilegalidad”. Y que además, debe ser investigado porque en sus declaraciones “pondera la comisión de graves delitos contra los poderes públicos y la convivencia democrática”. “Ya no se trata del debate respecto de la legalidad o ilegalidad” de los piquetes porque “ese debate absurdo sólo pudo darse por la inactividad en todos estos años de los sucesivos Poderes Ejecutivos, tanto de la Nación como de las provincias”, agregó. O sea, que Romero cuestiona a los anteriores gobernantes nacionales y provinciales, por no haber encontrado ‘solución’ a la existencia de las protestas sociales. Lo que les achaca, es no haber reprimido (¡!). “Siempre lo dije, no es de ahora… El corte de vías de comunicación de cualquier tipo, es (una conducta) delictiva… se puede protestar tranquilamente sin cortar calles… se quiere molestar para llamar la atención”. Este accionar de Romero sienta un precedente; lo que no es poco decir en democracia. Se trata del titular de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio nº 6 de La Plata. Toda una muestra de un hombre “derecho y humano”…