Lunes 13 de Febrero de 2017 a las 13:26

cultura

INCREÍBLE HISTORIA DE ABANDONO

ROMA-ITALIA (por Alessio Maturo) En el mundo existen historias que parecen increíbles. Esta es una de ellas, que tuvo a la policía y los servicios sociales de Hereford (ciudad inglesa cercana a Gales), como protagonistas cuando hallaron el 7 de noviembre de 2015 a un hombre extraviado. Caminaba por las calles del municipio. Poseía acento estadounidense, pero no sabía quién era. Carecía de cualquier tipo de identificación. Vestía ropas nuevas, procedentes de una cadena de supermercados inglesa. Todo un misterio. Desde la sede policial lo trasladaron al hospital del condado. Le hicieron varias pruebas y concluyeron que tenía demencia. Inmediatamente destinaron a una sargenta (Sarah Bennett, de la Policía de West Mercia), para que determinara su identidad. Ante el antecedente de demencia, se creyó que resultaría fácil identificarlo, pues este tipo de pacientes suelen perderse frecuentemente y son ubicados e identifican en pocas horas. Sin embargo no pudo hallar nadie en la lista, que se asemejara al hombre. Fue así que decidió ampliar la búsqueda a todo el país. Revisaron antecedentes; miraron horas de grabaciones de cámaras de vigilancia de circuito cerrado; se publicó un anuncio en la prensa; se contactó a Interpol y a la Agencia Nacional del Crimen. La falta de respuestas llevó a una nueva ampliación en las bases de datos de personas desaparecidas en Reino Unido y en el extranjero. Y se avisó a Estados Unidos y Canadá. En el hospital, el hombre casi no hablaba. Apenas dejo (una vez) que era "Roger Curry". Pero ello no servía de mucho en una persona con demencia. O podía tratarse de alguien que él recordara de su pasado. Pasaron los meses, y se pensaba que él podría haber estado a cargo de otra persona que podría haber muerto, y él quedó en la calle. En la residencia para ancianos lo llamaban Roger. Era tranquilo y amable. Comía bien. Pero no aportaba absolutamente nada. La BBC Midlands (televisión pública de esa región del centro de Inglaterra), hizo conocer su caso. La noticia impactó y muchos televidentes decidieron colaborar para descubrir sobre el tema, y trabajaban con las redes sociales. Fue así que una mujer (llamada Debbie Cocker) subió la fotografía de un hombre al que identificaba como Earl Roger Curry (foto del anuario de 1958 de una escuela secundaria de Estados Unidos). Una imagen donde el hombre tendría unos 18 años. Se determinó que el anuario era de la Escuela Secundaria (de Edmonds, ciudad a 25 km al norte de Seattle, Estado de Washington). Una mujer se trasladó desde Inglaterra y se contactó con la responsable de la página web de la escuela. Había sido compañera de clase de Roger; y su cónyuge Jim, también. Miraron la foto del joven de 18 años y la foto del Roger actual (tomada en el hogar ingles), y ambos concluyeron en que era el mismo. Con esa conclusión, la misma mujer que había cruzado el Atlántico para tratar de averiguar el caso, buscó a Earl Roger Curry (la que había subido la foto de Roger joven a la red social). Fue así que debió ir hasta la costa oeste de EEUU. A una zona llamada Whittier (en Los Angeles, California). Una localidad muy pequeña, que se la conoce porque allí se filmó "Regreso al futuro". Donde vivió Earl Roger Curry, un incendio la había dañado y la vivienda quedó abandonada. En la recorrida, la mujer se contactó con Jerry Maiques (vecino de enfrente). Al mostrarle la foto de Roger (en la residencia de ancianos en Inglaterra), no dudó, y dijo: "Es Roger… No hay duda". Otros vecinos también lo identificaron. Por lo cual debía investigarse cómo hizo Roger para llegar a Inglaterra. La mujer logró averiguar que era un hombre querido; que posiblemente puede haber sido enfermero; que estaba casado; que tenía dos hijos mayores; que una enfermedad había afectado a la familia. Que la esposa de Roger -Mary Jo-, estaba enferma. Que el hijo Kevin se hizo cargo de ellos al principio, pero que después la relación terminó mal. Que en el 2014 un incendio dañó la casa. Que luego de ello, Roger y su cónyuge se mudaron. Que los volvieron a ver en agosto de 2015. Fue cuando vieron a Roger caminar alrededor de la casa (a la que no se podía ingresar a causa del incendio y estaba vallada). Roger saltó la valla y estuvo allí con Mary Jo. Su hijo Kevin, les proveía de comida. Mientras unos vecinos le comentaban a la mujer inglesa sobre esta situación, llegó frente al lugar un auto con Kevin al volante, acompañado por su madre Mary Jo. Pero al ver que todos los observaban, decidieron marcharse rápidamente. Fue allí cuando se recordó que en 1992, el Colegio Estadounidense de Médicos de Emergencias estimaba que el año anterior, 70.000 personas de la tercera edad habían sido abandonadas por sus familiares, porque estos no podían cuidarlos ni pagar para que alguien los atendiera (¡!). Una situación que se expandió y preocupa en Japón, Reino Unido y Nueva Zelanda. Este fenómeno de in-humanidad se llama “granny dumping” (en EEUU) y "ubasute" (en Japón). Todos los intentos de la mujer (antes de retornar a Inglaterra) para hablar con Kevin y su hermana, Jeannette (hijos de Roger y de Mary Jo), no aportaron dada. El primero no quiso contacto alguno; la segunda (27 años) dijo que llevaba años alejada de la familia. Lo único cierto fue que esta mujer dijo que posiblemente su hermano Kevin podría haber llevado a su padre a Inglaterra. Con toda la información enviada a Inglaterra, las autoridades arrestaron (gracias a una investigación conjunta de los servicios sociales de EEUU y el FBI) a un hombre. En julio de 2016, Roger Curry fue sacado de la residencia en la que había vivido durante 8 meses y lo llevaron a EEUU. Lo alojaron en una residencia para ancianos a pocos kilómetros de su antigua casa. No podía aportar nada de todo lo que le había ocurrido. La misma mujer que había viajado desde Inglaterra a EEUU a investigar su caso, lo visitó en el hogar. Luego, ella misma pudo tomar contacto con Kevin (el hijo del anciano). Negó que haya decidido llevarlo a Inglaterra. Dijo que su padre enfermó; que él le pidió a alguien que lo llevaran al hospital. Sin embargo es poco creíble. Pues nunca se preocupó por saber dónde estaba su padre. Ni hizo denuncia alguna. Las autoridades de Los Ángeles se hicieron cargo del cuidado de Roger. También han acusado al hijo y a su cónyuge Mary Jo, de haber llevado a Roger a Reino Unido y haberlo abandonado allí. Una investigación permitió comprobar que los tres volaron a Inglaterra en noviembre de 2015; luego, solo dos de ellos regresaron a EEUU. Abandonaron a un hombre de edad avanzada, con demencia y muy vulnerable (el padre de uno; el cónyuge de la otra).